Seleccionar página

c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1. 28015 Madrid

Trastorno Límite de Personalidad, estado actual

Close-up of a sad and depressed woman deep in though outdoors.

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

El Trastorno Borderline o Límite  de Personalidad (TLP) es el trastorno más frecuente de personalidad y está considerado un trastorno grave por sus potencialmente relevantes consecuencias psicológicas, médicas, legales, interpersonales, etc.

La característica central es la inestabilidad del estado de ánimo, la conducta y las relaciones sociales.

El término borderline o limítrofe deriva del hecho de que algunos de estos pacientes pueden presentar ocasionalmente episodios delirantes transitorios. Sin embargo no es un hecho frecuente por lo que la clasificación europea (CIE 10) ha optado por denominarlo como trastorno por inestabilidad emocional, mucho más descriptivo.

No conocemos una única causa para este trastorno. La investigación ha encontrado causas ambientales (crianza, estilo relacional con los padres, familias desestructuradas, pérdidas afectivas en la infancia, entorno social inestable etc.) y genéticas (con frecuencia muestra una cierta heredabilidad y agregación sobre todo los rasgos de impulsividad y agresividad).

Según las clasificaciones psiquiátricas más relevantes el paciente borderline presenta un patrón con los siguientes síntomas:

  • Dificultad para manejar las emociones y el pensamiento.
  • Impulsividad y conductas temerarias (conducción, sexo, drogas, comida etc.)
  • Relaciones interpersonales inestables.
  • Reacciones desproporcionadas con profunda depresión, intensa ansiedad, irritabilidad o cólera frente al abandono por parte de otras personas o incluso a la anticipación imaginaria de ese abandono. La reacción puede obedecer simplemente a una separación transitoria por vacaciones.
  • Patrón de relaciones intenso y atormentado con marcadas oscilaciones entre idealización y familiaridad inapropiada y devaluación en intervalos breves de tiempo.
  • Una imagen de sí mismos muy distorsionada e inestable que les lleva a cambios rápidos y profundos en lo que piensan de sí mismos, sus opiniones, valores, planes de futuro, etc.
  • Ideas y conductas frecuentes de suicidio (80%  de los pacientes) y autolesiones con cuchillas, rascado, etc. Un pequeño porcentaje muere por suicidio (4-9% de los pacientes).
  • Intensa inestabilidad en su estado de ánimo que puede cambiar de un extremo a otro en unas horas.
  • Sentimientos crónicos de vacío, aburrimiento y orfandad con sensación de no encontrar nunca su lugar en este mundo.
  • Ira inapropiada e intensa con dificultades para controlarla.
  • Muy ocasionalmente ideas delirantes y episodios disociativos transitorios secundarias a intenso estrés.
  • Es muy frecuente que estos pacientes sufran además alcoholismo, adicción a cocaína, distimia, depresión mayor, bulimia nerviosa etc. Ocasionalmente puede ser complejo distinguirlos de enfermos bipolares.

  Se ha barajado la posibilidad de dejar de incluir este trastorno de los trastornos de personalidad y clasificarlo como un trastorno más como la Depresión mayor o el alcoholismo. La intensidad de sus síntomas, las gravísimas complicaciones y los enormes recursos sanitarios que requieren para su contención y tratamiento lo justifican. Personalmente no dudo que ocurrirá en breve.

  El tratamiento de un paciente con TLP es complejo y requiere simultanear varias aproximaciones. Un alto número de pacientes que se tratan consiguen finalmente una mejoría completa o considerable.

  La psicoterapia es esencial habiendo demostrado buenos resultados la terapia dinámica, la interpersonal, la cognitivo conductual, la dialéctica conductual, la terapia de esquemas y, cuando hay antecedentes de experiencias traumáticas, la terapia EMDR. Es esencial que el terapeuta cuente con una importante tolerancia a la frustración pues estos pacientes requieren un esfuerzo mantenido e intenso. La técnica puede desarrollarse en un encuadre individual o en grupo.

  Con frecuencia es imprescindible implicar a la familia en el tratamiento e, incluso, llevar a cabo una terapia familiar para reducir conductas que provoquen empeoramiento en el paciente.

  El empleo de mediación apropiada mejora a corto plazo síntomas como la impulsividad, estado de ánimo, consumo de drogas y la inestabilidad, lo que facilita enormemente el desarrollo de la psicoterapia. Los fármacos que mejores resultado han mostrado han sido los ISRS a dosis medias/altas (fluoxetina, sertralina, citalopram etc.), estabilizadores del ánimo (topiramato, gabapentina, etc.) y antipsicóticos atípicos (risperidona, quetiapina, aripiprazol etc.)

  Es esencial que ambas aproximaciones (farmacológica y psicoterapéutica) se realicen por la misma persona cuando cuenta con la formación adecuada o por un equipo bien coordinado.

  Siempre resulta complicado convivir con un paciente con TLP en la pareja, la familia, el trabajo o el grupo de amigos. Con frecuencia despiertan el rechazo de los demás lo que, dada su hipersensibilidad al abandono, incrementa sus síntomas de tristeza y desamparo.

  Por eso, si conoce a alguna persona con este trastorno muéstrese dispuesto a tolerar muchas frustraciones. Exprese la mayor empatía con los problemas del paciente y muestre una marcada capacidad de contención frente a sus impulsos e inestabilidad. Ofrézcale todo el apoyo emocional que pueda.  Nunca menosprecie una idea de suicidio y coménteselo a su familia o a su terapeuta.


abstract-748680_1920Trastorno bipolar y TLP, una confusión evitable por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Dos trastornos que con frecuencia también se confunden (y no solo por la gente corriente sino por el personal sanitario e incluso por tests que deberían diferenciarlos como el Mood Disorder Questionnaire o MDQ) son el trastorno bipolar y el trastorno límite, o borderline, de personalidad. El trastorno bipolar es un trastorno del estado del ánimo que está caracterizado por la alternancia de fases de hipomanía/manía y fases depresivas. En las fases depresivas el paciente muestra síntomas como estado de ánimo triste, llanto, disminución de la energía para hacer cosas, incapacidad para disfrutar, pérdida del apetito con pérdida de peso, disminución del impulso sexual etc… (leer más)


medications-257298_1280Tratamiento psicofarmacológico

Hoy disponemos de psicofármacos eficaces para una gran mayoría de enfermedades psiquiátricas y conocimientos suficientes para emplearlos de forma cabal, usando la mínima dosis y menor combinación de medicamentos para obtener la mejoría del paciente, En muchas ocasiones el tratamiento psicofarmacológico constituye la alternativa más rápida, barata en el … (leer más).

 

 


Pisquiatria adultos

Psicoterapia cognitivo-conductual

La psicoterapia cognitivo-conductual surge a principios del siglo XX siendo los precursores y autores más representativos Beck, Ellis, Bandura, Rehm entre otros. Su objetivo se centra en resolver problemas mentales del paciente mediante la evaluación, el análisis y el tratamiento a partir de la exploración del contenido del pensamiento del paciente (leer más).


¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha

Calle Hilarión Eslava, 55
28015 Madrid, Spain