Select Page

Unidad de Neuropsicología: Actividad

     La Unidad de Neuropsicología dispone de  herramientas avanzadas  y digitales dentro del campo de la Neurociencia, orientadas a desarrollar el nivel óptimo de las capacidades cognitivas y emocionales de cada persona, niño, adolescente o adulto.

      Diseñamos neuro-programas  personales según el nivel de desarrollo basal de cada caso, a través de la combinación de diferentes alternativas terapéuticas basadas en la evidencia científica, como los últimos avances en Neuropsicología y terapias de vanguardia como el Neurofeedback.

     La Neurociencia cognitiva constituye un amplio conjunto de disciplinas que se dirigen a comprender las relaciones entre el sistema nervioso y la conducta.

     Dentro de estas disciplinas:

  • La Neuropsicología, tanto a nivel de diagnóstico como de intervención, se enfoca en los efectos que cualquier tipo de daño cerebral puede tener sobre las capacidades cognitivas y emocionales de la persona, afectando por tanto a su conducta y su relación con el entorno.
  • Por su parte, el Neurofeedback ha demostrado ser un tratamiento clínicamente útil para incidir en el funcionamiento neuronal que subyace en una gran variedad de patologías, síntomas y patrones disfuncionales.

    En este contexto, resulta indispensable la necesidad de combinar la intervención de Neurofeedback con el fundamento teórico y las herramientas de las que dispone hasta la fecha el campo de la Neuropsicología.

 

Proceso de trabajo en la Unidad:

Evaluación clínica inicial: de inicio realizamos una evaluación que se adapta a las necesidades de cada persona en función del origen del problema. Nuestro objetivo es entender qué está ocurriendo a nivel cerebral para poder ajustar la intervención en función de estos datos.

Evaluación detallada personalizada: en cada caso la evaluación podrá consistir en una valoración neuropsicológica completa, que tiene como función la evaluación del estado de conservación o deterioro de las distintas funciones cognitivas-emocionales del paciente;  y/o un mapeo cerebral, es decir,  una medición de la actividad eléctrica cerebral mediante un qEEG (electroencefalograma cuantificado). 

Intervención (tratamiento): una vez que tenemos todos los datos, establecemos la intervención donde será seleccionado el tipo de tratamiento más adecuado según los resultados de la evaluación. Se realizarán registros de los diferentes síntomas para una valoración continua de su presencia e intensidad antes de iniciar el tratamiento y durante el mismo, así como al final. El tratamiento consistirá en el diseño de un plan de intervención basado en rehabilitación o estimulación cognitiva y/o aplicación de protocolos de neurofeedback para la mejora del funcionamiento cerebral.

Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha