Seleccionar página

Trastorno obsesivo compulsivo

 

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por la presencia en el paciente de ideas que invaden su mente de forma involuntaria y de las que no puede verse libre con facilidad a pesar de reconocerlas como raras y generadoras de angustia.

Una gran mayoría de pacientes desarrollan unas conductas ritualizadas compulsivas (conteo, comprobaciones reiteradas, limpieza etc), cuyo fin es mitigar de forma mágica la ansiedad generada por la obsesión o evitar un suceso catastrófico del que está convencido que va a ocurrir si no lleva a cabo la compulsión.

Afecta a un pequeño porcentaje de la población general (0,8-1,2%). El tratamiento debe incluir tanto la farmacología como la psicoterapia cognitivo conductual o conductual pura que cuenta con técnicas diferenciales más adecuadas a este trastorno

 Es característicamente un trastorno con frecuentes resistencias al tratamiento que obligan a realizar una combinación de fármacos y variaciónes de dosis por lo que el estudio farmacogenético tiene un gran interés para estos pacientes.

Un pequeño porcentaje de pacientes presenta un cuadro grave que puede incluir la aparición de ideas delirantes. Tales casos suelen mostrar resistencia a los abordajes normales y pueden requerir la adopción de corrección neuroquirúrgica.

Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha