Seleccionar página

Trastornos de Ansiedad, Miedos y Fobias

 

  Los trastornos de ansiedad son uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes en niños y adolescentes, con unas tasas de prevalencia del 10-20% de la población. La ansiedad se presenta ante estímulos que se perciben como peligrosos y constituyen una amenaza externa, pero ésta también puede surgir por vivencias internas que ponen en marcha los mismos mecanismos fisiológicos de alerta y defensa. Se manifiesta en síntomas neurovegetativos, cognoscitivos, emocionales y conductuales que varían con la edad, y por tanto cambian con el desarrollo del niño, pudiendo considerarse evolutivos, es decir, normales en una etapa y patológicos en otra.

  La persistencia de la ansiedad y su intensidad, así como la interferencia para el normal desarrollo de la vida cotidiana pueden indicar el carácter patológico de la misma.

  Se incluyen dentro de los trastornos de ansiedad el Trastorno por Ansiedad de Separación, el T. de Ansiedad Generalizada, la Fobia social, las Fobias simples, Fobia escolar y el Trastorno de Estrés Postraumático. En el 33% de casos se acompañan de sintomatología depresiva, por lo que es el primer diagnóstico diferencial que debe realizarse, si bien los síntomas de ansiedad pueden ser muy inespecíficos y pueden estar presentes en prácticamente todos los trastornos mentales por lo que es necesaria una buena evaluación diagnóstica.

En su etiopatogenia intervienen factores genéticos, neuroquímicos, anatómicos, temperamentales y ambientales. La primera meta del tratamiento es reducir la angustia y el estrés del niño o adolescente. Esto debe hacerse diseñando un plan terapéutico adecuado que integre todas las modalidades que se haya demostrado útiles en la cínica de forma global. La base del tratamiento es la psicoterapia seguida del tratamiento farmacológico y las medidas ambientales y familiares necesarias.

Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha