Los celos, un arma de destrucción masiva en la pareja

Hace dos meses un diario británico recogía la noticia de una mujer que aplicaba un detector de mentiras a su pareja cada vez que éste regresaba a casa. No sería extraño que a estas alturas la pareja de la mujer hubiera optado por el divorcio si realmente ella no tiene motivos para desconfiar. Un caso más de celos. Un motivo más para aniquilar una relación de pareja que, en ocasiones, puede llegar a la violencia y el asesinato de la persona objeto de los celos como Desdémona a manos de Otelo en la obra de Shakespeare o como tantos casos de violencia de género en nuestra sociedad.