Creatividad y enfermedad mental

La creatividad puede tener un alto coste para el sujeto pero facilita su desarrollo personal y el desarrollo colectivo. La persona creativa ve lo que otros no pueden ver y se atreve a hacer lo que otros consideran innecesario o fútil. La persona creativa no elige serlo, nadie puede aprender a ser creativo. La creatividad es una cualidad condicionada por unos genes que condicionan a menudo también la enfermedad mental con la que va asociada y que puede representar su coste.