Amok ¿una patología sólo asiática?

La semana pasada un joven alemán de origen iraní asesinaba a 10 personas, de ellas 6 menores, en Munich, Alemania. No se evidenciaron objetivos religiosos, políticos ni económicos. El asesino se encontraba en tratamiento por depresión y fobia social. La policía advirtió que los días previos a la masacre había estado leyendo un libro sobre Amok. ¿Una patología sólo asiática?