Dismorfofobia o el miedo a la fealdad

La dismofofobia, descrita ya en el siglo XIX, supone una distorsión percibida sobre una región corporal concreta que afecta a un 1,5% de la población aunque esa cifra podría ser mucho mayor. El actual culto a la imagen, los selfies, el ánimo criticón de las masas y las redes sociales han agravado sus consecuencias hasta, incluso, el suicidio.