Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Abuso de psicotropos en la sociedad desarrollada

Philip_Seymour_Hoffman_2011por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

En 2009 moría Michael Jackson por un probable manejo negligente de su médico de su tratamiento psicótropo y analgésico. Recientemente sufríamos la tremenda pérdida por una sobredosis de heroína de uno de los más grandes actores de la historia del cine: Philip Seymour Hoffman. El actor se inyectaba unas diez dosis de heroína al día y además se encontraba en tratamiento con antidepresivos, ansiolíticos e hipnóticos.  

Con motivo de la muerte del actor el diario británico Daily Mail ponía de manifiesto un hecho grave: 70 millones de norteamericanos toman psicótropos de curso legal o ilegal habitualmente. Es decir, uno de cada 5 adultos siguen en ese país algún tipo de tratamiento psicofarmacológico. En 2013 un total de 27,000 ciudadanos norteamericanos fallecieron a causa de una sobredosis no intencionada de psicótropos. De forma simultánea, en ese año se realizaron 250 millones de prescripciones de antidepresivos y un 10% de los adolescentes de secundaria y bachillerato siguieron tratamiento farmacológico para un supuesto Trastorno por déficit de atención e hiperactividad en ese año.

No disponemos de datos equivalentes en España pero no es difícil asumir que la situación es común a todos los países occidentales en los que parece que la prescripción de psicótropos está alcanzando unas proporciones de epidemia.

Las ventas de antidepresivos y ansiolíticos se han disparado en nuestro país desde el inicio de la crisis, muchos pacientes se automedican minimizando los riesgos que asumen y el dolor emocional cada vez se afronta con una menor capacidad de elaboración. Se intenta cercenar el sufrimiento con el alivio rápido y engañoso de las medicaciones, conducta que suele generar más complicaciones que beneficios. Los psicofármacos tienen indicaciones muy concretas y para ellas son extremadamente eficaces pero como ya hemos dicho en otro post, un antidepresivo no cura la pena ni un ansiolítico resuelve el problema que genera la ansiedad. Sin duda nos dirigimos a una sociedad cada vez más medicalizada.

En el último post hablábamos de la importancia de la conversación entre el médico y el paciente. Sin duda esta aproximación más humana puede redundar en una mejora del sufrimiento menos tóxica y más duradera. No hace a veces falta que nos sometamos a una psicoterapia. Muchas veces bastará con hablar y saber escuchar al paciente.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

El Síndrome de Diógenes o T. por acumulación compulsiva.

¿Y si luego lo necesito? El síndrome de Diógenes, o como sentirse solo rodeado de objetos. Centenares de personas viven en casas abarrotadas de cosas donde aparecen, a partes iguales, el miedo a guardar y a tirar. Analizamos hoy este trastorno mucho más frecuente de lo que se cree.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This