Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Adicción a los videojuegos online, una nueva adicción comportamental.

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

“Pedro tenía 28 años cuando acudió a la consulta el último verano. Estaba desaseado, obeso, sus ojos apenas parpadeaban y mostraba tal crispación que aparentaba una intoxicación con cocaína o una psicosis. Pero me dijo que llevaba 50 horas seguidas practicando con un nuevo juego online de rol multijugador que no dominaba. Era algo habitual. No había comido y no había dormido desde hacía más de dos días. Dejó de estudiar con 20 años y desde hacía seis años no mostraba ningún interés por relacionarse fuera de los chats de los juegos, no veía a sus amigos y no mantenía ninguna relación amorosa, el juego se lo impedía. Había empezado a jugar a los 16 años, pero lo hacía a diario desde hacía 8 años. Empleaba la mayor parte del día en jugar, entre 14 y 60 horas seguidas. Cuando comenzaba no podía parar hasta que ganaba la partida y dominaba hasta el más mínimo detalle, luego seguía porque otros jugaban mucho mejor y debía superarlos. Bajaba las persianas para no saber si era de día o de noche. Cuando terminaba engullía lo que tenía a mano, dormía unas horas y volvía a comenzar. Tenía miedo de volverse loco. Hace tiempo que sus días dejaron de tener 24 horas”.

 

   La revolución tecnológica ha alcanzado a todas las capas de la sociedad. Los videojuegos forman parte de nuestra actividad desde edades cada vez más tempranas hasta edades cada vez más avanzadas. En 20 años hemos pasado de las primeras consolas con el Super Mario Bros hasta la complejísima realidad aumentada o las partidas online desde todos los confines del mundo.  Mejoran los reflejos, la imaginación, la creatividad, la cooperación, la visión visuoespacial, el cálculo, etc. Por eso muchos cuestionan que algo tan extendido y positivo pueda ser concebido como un peligro.

   Sin embargo, es un hecho que los videojuegos acaban generando una adicción en un 10% de los usuarios entre 10 y 35 años, como le ocurrió a nuestro paciente. La preponderancia masculina es abrumadora.    

 

 

   Tras 25 años sin cambios, la Organización Mundial de la Salud se dispone a reconocer a lo largo del 2018 la adicción a los videojuegos como un trastorno mental y va a incluirlo en el apartado de los Trastornos mentales, de conducta o del neurodesarrollo. La DSM5 ya incluyó esta adición entre los trastornos adictivos no relacionados con sustancias en 2013.  ¿Por qué una lo considera un trastorno de la conducta y otra una adicción?

   Se trata de una adicción comportamental como ya hemos visto anteriormente en la adicción al sexo, las apuestas online, al WhatsApp, al amor, etc. Como tal, presenta unos síntomas que se sitúan a caballo entre una compulsión y una adicción química lo que genera diferencias en su conceptualización.  Pero lo que está claro es que el problema no se deriva de videojuego si no de la predisposición del sujeto a desarrollar una dependencia.

 

“Es adicción comportamental tal como ya hemos visto anteriormente en la adicción al sexo, a las apuestas online, al WhatsApp, al amor, etc. Como tal, presenta unos síntomas que se sitúan a caballo entre una compulsión y una adicción química.”

 

   Como ocurre en otras adicciones comportamentales, el sustrato neurobiológico de esta adicción radica en la activación de regiones dopaminérgicas del cerebro implicadas en el refuerzo positivo de la conducta y la recompensa (área tegmental ventral, núcleo accumbens y área orbitofrontal, corteza prefrontal entre otros).

  Dentro del consumo de sustancias, distinguimos varias etapas: consumo normal (consumo infrecuente que no perjudica al sujeto), consumo perjudicial (consumo ocasional que daña la salud del sujeto), abuso (consumo frecuente y abundante) y dependencia (necesidad de un consumo continuo con aparición de tolerancia y síntomas abstinencia). Lo mismo podríamos aplicar a los videojuegos, pasaríamos de un uso normal hasta una adicción.

 

¿Cuáles son los síntomas de la adicción a videojuegos?

 

      Los criterios actuales de la DSM 5 para la adicción a videojuegos online (Internet Gaming Disorder) son los siguientes:

  • Preocupación u obsesión con los videojuegos online.
  • Síntomas de abstinencia cuando no se juega.
  • Tolerancia: se necesita pasar más tiempo jugando cada vez.
  • Intentos infructuosos de detener o restringir el juego.
  • Pérdida de interés en otras actividades de la vida, como pasatiempos.
  • Mantenimiento del juego a pesar de tener conciencia del daño.
  • Mentiras sobre su uso de juegos online.
  • La persona usa juegos de Internet para aliviar la ansiedad o la culpa: es una forma de escapar.
  • La persona ha perdido o puesto en riesgo y oportunidad o relación debido a los juegos de Internet.

     Nuestra experiencia en estos pacientes nos ha hecho observar además oros síntomas comunes como:

  • Pérdida de la noción del tiempo.
  • Insomnio, descuido de la higiene y la alimentación.
  • Inquietud, estado de ánimo triste o irritabilidad cuando no se juega.
  • Incapacidad para parar de jugar cuando se fija una hora límite.
  • Aislamiento, pérdida de relaciones interpersonales significativas.
  • Abandono de los estudios o de la actividad laboral por el juego.
  • Complicaciones físicas como contracturas musculares en espalda y cuello, Síndrome del Túnel Carpiano, cefaleas, problemas de visión, sequedad de la conjuntiva con lesiones corneales, obesidad, hipertensión, etc.

¿Cómo podemos tratar y evitar este problema?

 

   Existe una llamativa carencia de estudios centrados en el tratamiento de las nuevas adicciones comportamentales. A pesar de eso, la base biológica y cognitiva común con las más clásicas, permite una aproximación farmacológica y psicoterapéutica eficaz en la mayor parte de los casos.

   Antes de empezar es imperativo esclarecer si existe una enfermedad previa relacionada con el trastorno pues es lo primero que hay que abordar. Es muy frecuente que estos pacientes presentan comorbilidad con:

  • Trastornos del espectro obsesivo
  • Trastornos del espectro autista
  • Fobia social
  • T. personalidad (dependiente y esquizoide, sobre todo)
  • Familias disfuncionales.

   El tratamiento luego se basará en fármacos que disminuyen el impulso para jugar (inhibidores de la recaptación de serotonina, bupropion y topiramato) y en psicoterapia cognitivo-conductual para mejorar el control sobre la conducta, implementar psicoeducación sobre el problema y la prevención de recaídas.

   En la prevención del trastorno es aconsejable evitar emplear los videojuegos como una niñera vicariante, realizar conjuntamente con el menor un horario para que se reparta equilibradamente el tiempo, fomentar los juegos a aire libre y jugar con él, explorar nuevas actividades que le resulten de interés y utilizar los videojuegos como un “premio” más por la correcta realización de sus tareas escolares.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

La pseudodemencia, una “demencia” reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

Aspectos científicos de la adicción a la pornografía online, una revisión.

Hemos querido hacer una revisión compresible y científica sobre la adicción a la pornografía online ante la abundancia de material sesgado de escasa utilidad a los pacientes que existe en la web. En este post recogemos gran parte de los conocimientos actuales sobre el la distribución en la población, las causas, los mecanismos biológicos subyacentes, los síntomas y las alternativas terapéuticas más eficaces disponibles.

El trastorno esquizoide de personalidad: esos “raros” invisibles.

El Trastorno esquizoide de personalidad es un trastorno poco frecuente y de causa desconocida, cuyo aspecto nuclear es su ausencia casi total de vinculación con las relaciones humanas. Si no reciben ayuda, estos pacientes desarrollan su existencia en la más absoluta soledad y mueren sin haber conocido la intimidad o el afecto. Revisamos hoy sus características clínicas, subtipos, evolución y tratamiento.

Deporte y demencia: una nueva vía de prevención (y tratamiento).

Muchos estudios apuntan desde hace una década a que el ejercicio físico regular reduce el riesgo de aparición de demencia y que puede resultar muy útil en su tratamiento al haber demostrado que repercute en el incremento del volumen y la actividad de los centros de memoria cerebrales. Revisamos estos interesantes y trascendentes hallazgos por cuanto un medio barato y accesible para todos puede suponer una potente herramienta de prevención de la lacra de nuestro siglo, la demencia. .

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


Sellos de calidad


Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

3 + 3 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This