Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Alcoholismo

  El alcoholismo o la adicción al alcohol es la adicción más frecuente suponiendo serios costes sanitarios, familiares, legales y laborales.

  El 68% de la población occidental bebe con regularidad y un 6% sufre alcoholismo.

  En la población senil observamos las consecuencias a largo plazo del consumo mantenido de alcohol, especielmente de tipo neurológico (central: Psicosis de Korsakoff y Amnesia de Wernicke y periférico: neuropatía alcohólica).

  Por tanto, en el anciano hay que prestar tanta atención al tratamiento del alcohlismo como de sus complicaciones, Hoy su tratamiento ha alcanzado importantes avances que permiten adecuar el tratamiento a cada paciente.

    El primer paso para el tratamiento del alcoholismo es la desintoxicación, es decir, permitir la interrupción del consumo sin provocar cuadros confusionales, crisis epilépticas o lesiones neurológicas permanentes. Dependiendo de la cantidad ingerida, esta fase puede durar entre una y seis semanas. Los fármacos más empleados son las benzodiacepinas, el clometiazol, el tiapride  y anticonvulsivantes como ácido valpróico, oxacrbazepina etc. Es importante administrar además vitamina B6 para evitar lesiones neurológicas estables.

  Pero lo más complejo viene a continuación, la fase de deshabituación. Dependiendo de la gravedad, los antecedentes familiares y la trayectoria del alcoholismo podemos establecer dos objetivos diferentes. En un paciente joven, sin antecedentes familiares, con ingestas moderadas, pocas complicaciones y sin fracasos terapéuticos previos podremos perseguir una ingesta controlada que permita al paciente llevar a cabo un consumo moderado y autocontrolado similar al de la población no alcohólica. Los fármacos empleados con este esquema reducen el craving (apetito por el alcohol) o incrementan la saciedad: ISRS a dosis altas, topiramato, acamprosato, naltrexona y nalmefeno. 

  En el extremo opuesto estaría el paciente grave, de edad media/avanzada, con antecedentes famliares de alcoholismo, con consumo elevado, graves complicaciones y múltiples fracasos terapéuticos previos. En estos pacientes se emplean fármacos interdictores que interfieren con el metabolismo del alcohol generando síntomas desagradables cuando se consume debidos al acúmulo de una molécula tóxica, el acetaldehído. Los fármacos son el disulfiram (Antabus) y la cianamida cálcica (Colme). Cuando se ingieren junto con alcohol aparecen náuseas, picor, enrojecimiento de la piel, dificultad para respirar, hipertensión, taquicardia, mareo y fuertes cefaleas. Obviamente no se persigue que el paciente sufra estos síntomas sino evitar el consumo. El último recurso es el ingreso del paciente que ha fracasado con las medidas anteriores en unidades de deshabituación hospitalarias donde permanecen 3-6 meses.

  En todas las modalidades es imprescindible la psicoterapia para ayudar al paciente a conseguir los objetivos y resolver problemas subyacentes. En la medida que el alcohol es una droga con efectos cerebrales, es muy frecuente que el paciente lo emplee como una automedicación coralotodo para tratarse trastornos depresivos, ansiosos, fóbicos etc. Por tanto es de suma importancia tratar estos problemas subyacentes con objeto de mejorar la calidad de vida del paciente disminuir sus necesidades de alcohol.

   Es importante evitar al máximo en el tratamiento de estos trastornos el empleo de medicaciones adictivas como las benzodiacepinas para evitar una nueva dependencia. El insomnio puede perdurar varios meses tras el abandono del consumo y debe ser tratado con fármacos no benzodiacepínicos.

 

ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La pseudodemencia, una «demencia» reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Deporte y demencia: una nueva vía de prevención (y tratamiento).

Muchos estudios apuntan desde hace una década a que el ejercicio físico regular reduce el riesgo de aparición de demencia y que puede resultar muy útil en su tratamiento al haber demostrado que repercute en el incremento del volumen y la actividad de los centros de memoria cerebrales. Revisamos estos interesantes y trascendentes hallazgos por cuanto un medio barato y accesible para todos puede suponer una potente herramienta de prevención de la lacra de nuestro siglo, la demencia. .

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


Sellos de calidad


Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

3 + 9 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

Pin It on Pinterest

Share This