Seleccionar página
Website Malware Scan

Alexitimia, el blindaje (a veces irreversible) de la emoción

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

  Al reanudar su terapia tras su baja maternal, Virginia no era capaz de expresar la más mínima emoción hacia su hija.

  “Se suponía que esto iba a romper mi máscara, ya sabes, todo el mundo dice que la maternidad es la emoción más intensa de la mujer. Pues nada, me he quedado como si tal cosa…”

   “La vida con mi marido es rutinaria y carente de calor, vivo con él porque no sé qué sería de mí sola. Prefiero hacer lo que él quiera. Nada de lo que hago o me pasa me emociona”, reconoció Virginia unos meses antes en una sesión cuando se había quedado embarazada.

  De hecho, aseguraba en aquellas fases iniciales del tratamiento que no sentía nada, ni positivo ni negativo. Lo cierto es que, al principio, yo experimentaba a menudo la sensación de estar frente a un robot o una monocorde máscara veneciana. La estaba tratando por una anorexia nerviosa. Virginia se refería a su alexitimia, un síntoma frecuente es este trastorno alimentario y cuya mejoría fue la clave para el éxito de su tratamiento.

  El término alexitimia procede del prefijo griego a (carencia) y las palabras griegas lexis (palabra) y thymos (emoción). Fue acuñado en 1972 por el Dr. Peter E. Sifneos, psiquiatra de Chigago de origen griego, en sus investigaciones sobre la psicoterapia de las somatizaciones.

  Afecta a un 8-10% de la población en una proporción de 6-8 hombres por cada mujer. Algunos estudios han detectado mayor incidencia en los estratos socioeconómicos más desfavorecidos. Las formas menores o incompletas podrían triplicar esta cifra.

  Aunque no se comprende el origen de esta diferencia, se cree que podría radicar en las diferencias anatómicas del cerebro existentes entre mujer y hombre.

  Se clasifica de acuerdo a su origen en dos categorías:

  • Primaria: Supone en torno a un 30% de los casos. Existe una alteración anatómica en áreas cerebrales que procesan las emociones (cuerpo calloso, sistema límbico).
  • Secundaria: Mayoritaria, sobre el 70%. Rasgo dimensional de personalidad resultante de un trauma emocional grave, un trastorno de cuya expresión forma parte (anorexia, somatizaciones, Sd. Asperger etc.) o un desorden en el aprendizaje emocional. Esta forma está experimentando un rápido crecimiento en los últimos años por los cambios sociales y culturales.

  Una de las claves neurobiológicas de la alexitimia reside en una mala conexión funcional entre ambos hemisferios cerebrales lo que explica la característica nuclear del cuadro: la reducción de la capacidad del sujeto en un mayor o menor grado para tomar conciencia de sus emociones y expresarlas y para captar las emociones de los demás.

  Su expresión facial es la de una máscara sin matices. No presentan, en cambio, la incapacidad de experimentar la más mínima emoción que es propia de los psicópatas. Los pacientes con alexitimia presentan, además:

  • Escasa capacidad de introspección y de fantasear.
  • Escasa capacidad de empatía.
  • Aspecto serio, aislamiento social, poco habladores y aburridos.
  • Muy pragmáticos y racionales, su pensamiento es concreto y con escasa capacidad de abstracción.
  • Son muy conformistas y conservadores.
  • No saben manejar ni describir sus afectos
  • Establecen vínculos superficiales pero dependientes y rutinarios.
  • Sexualidad pobre.
  • Alta reactividad e impulsividad frente a situaciones de conflicto.
  • Generan relaciones de pareja insatisfactorias y malas relaciones en el trabajo.

  Puede estar presente hasta en un 40% de los pacientes con síntomas físicos que acuden a una consulta de atención primaria y coexisten con muchas enfermedades de origen psicosomático como:

  • Enfermedad de Crohn
  • Colitis ulcerosa
  • Asma
  • Dolor psicógeno
  • Migraña Hipertensión
  • Psoriasis etc.

  Hay pocos estudios sobre el tratamiento de este cuadro. En sus formas menores como síntoma de un trastorno la mejoría se obtiene tratando la patología de base. No es frecuente que la petición de tratamiento proceda del propio paciente sino de un familiar más o menos resentido por su frialdad que lo trae contra su voluntad.

  La terapia dinámica no ha obtenido en general buenos resultados en esta patología al contrario de la psicoterapia cognitivo conductual y la psicoterapia breve basada en el análisis introspectivo y el enfoque interpersonal. El programa terapéutico debe incluir además cambios en los hábitos sociales y mejora de las habilidades interpersonales. Estas técnicas obtienen mejores resultados cuanto más joven es el paciente. En los pacientes más evolucionados la respuesta es muy pobre al encontrarse el conflicto más cristalizado.

  No existe tratamiento farmacológico eficaz pero el empleo de venlafaxina, duloxetina o ISRS puede reducir la hostilidad, la resistencia y la necesidad de control de paciente alexitímico y facilitar mejores resultados con la psicoterapia. En casos somatoformes la pregabalina o el topiramato pueden mejorar, especialmente en los casos con dolor con síntoma predominante.  

   Seguramente conoce a más de un/una persona con alexitimia. Esperamos que ahora los vea como lo que son, personas que no eligen su sintomatología si no que no tienen más remedio hasta que se tratan de convivir con ella.  

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La soledad maligna, un problema de salud pública en crecimiento.

Recientemente Theresa May nombró a Tracey Crouch Secretaria de Estado para la Soledad. Podría parecer una excentricidad británica pero obedece a un problema real: la soledad maligna. Una “enfermedad” que afecta a un 25% de la población y que pone en riesgo su vida. Analizamos hoy este fenómeno propio de las sociedades modernas occidentales y su relación recíproca con la enfermedad mental.

¿Que puede averiguar de usted un psicópata cuando le mira?

La mentalización es la capacidad casi innata por la que somos capaces de entender de forma automática lo que los demás piensan, sienten y creen a diferencia de los psicópatas que carecen de tal automatización y emplean la mentalización como instrumento para aumentar el daño como acaba de demostrar Arielle Baskin Sommers en un importante trabajo de investigación.

La verdadera violencia de género o machista: la mente del maltratador.

Nuestra Psicoanalista Victoria Garay aborda un profundo e inteligente análisis psicoanalítico de las raíces de la verdadera violencia de género. La misoginia y el machismo serían de esta manera las expresiones más superficiales de profundos procesos inconscientes patológicos que analiza en este brillante artículo.

La violencia masculina: una aproximación social, biológica y cultural.

Revisamos en este artículo los fundamentos biológicos, evolucionistas y culturales de la violencia masculina profundizando en el papel que ha ejercido en el desarrollo de la humanidad así como en la estructuración patriarcal de las sociedades a lo largo del mundo y en cómo la educación y el ambiente cultural propicio puede limar sus aristas facilitando la igualdad entre mujeres y hombres.

Morir de ansiedad o de estrés ¿realidad o leyenda? Un análisis racional.

El estrés se produce cuando nuestra capacidad de resistencia se ve superada por unos desafíos excesivos. Para afrontarlo, nuestro cuerpo pone en marcha mecanismos excepcionales de adaptación basados en la adrenalina, la noradrenalina y el cortisol. Pero tales recursos tienen unos costes a la larga entre los que muchos incluyen la propia vida. Analizamos hoy este fenómeno y las creencias populares que vinculan estrés con muerte.

Crecer bajo un progenitor paranoide: una lucha entre la locura y la razón.

Crecer bajo un progenitor paranoide somete al hijo a un enorme estrés emocional derivado de una permanente confrontación entre lo razonable o lo desequilibrado, lo objetivo y la subjetividad más caprichosa, la libertad y la sumisión ciega a un poder arbitrario e implacable, la culpa y la acción. Tensiones que exceden a la capacidad de un niño para sobreponerse y crecer sano. Analizamos hoy esta compleja situación.

Adicción a los videojuegos online, una nueva adicción comportamental.

El uso de videojuegos comienza a edades cada vez más tempranas y se prolonga a edades cada vez más avanzadas. A pesar de muchas de sus ventajas, alrededor de un 10% de los usuarios desarrollarán una adicción que interferirá con su funcionamiento vital de una manera determinante y que analizamos hoy.

Adicción a las apuestas online, la nueva epidemia en adolescentes

Las tecnologías digitales han producido un nuevo tipo de ludopatía, el juego online, frente a la que los adolescentes son especialmente vulnerables. Un 30% de los enfermos tienen menos de 18 años. Analizamos hoy las características del problema así como su detección y tratamiento.

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

Acepto las condiciones

10 + 11 =

Share

Pin It on Pinterest

Share This