Seleccionar página

Alzheimer: unas muy alentadoras perspectivas

couple-42455_1280por Dr. Pablo Casriego Córdoba, Neurólogo Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

  Acaba de ser publicado un artículo en una de las más prestigiosas revistas científicas del mundo, Nature, sobre los resultados de un tratamiento con un nuevo medicamento en enfermos que padecen la Enfermedad de Alzheimer (EA), en estadios iniciales, con resultados prometedores.

  El fármaco en un anticuerpo monoclonal que se llama aducanumab y lo que hace es reducir los depósitos de una proteína que se llama beta-amiloide, que puede ser el responsable del mal funcionamiento de las neuronas y en su muerte prematura. Pero antes de seguir quisiera aclarar ciertas cosas para no crear falsas esperanzas:

  • El estudio se ha hecho en un número reducido de pacientes (167), por lo que ahora hay que hacerlo en un grupo mucho mayor (1400 pacientes aproximadamente), para que el aducanumab demuestre su efectividad real, así como que estemos más convencidos de su seguridad y buena tolerancia.
  • El estudio (Fase Ib) ha sido diseñado para investigar la seguridad, la tolerabilidad, la famacocinética (qué pasa con el fármaco en nuestro cuerpo) y la farmacodinámica (cómo actúa y qué efectos tiene) del aducanumab, pero no para demostrar su eficacia.
  • Este nuevo estudio tardará varios años en llevarse a cabo, por lo que no es esperable que el fármaco esté en el mercado, a disposición de los enfermos, hasta dentro de varios años (4-5 años aproximadamente).
  • Este tratamiento no curará la EA, podrá ralentizar su progresión, o en el mejor de los casos, y por supuesto no es todos los pacientes, estabilizarla.
  • Sólo podrá ser útil en pacientes en estadios iniciales de la enfermedad, cuando aún tenga preservadas la mayoría de las neuronas de su cerebro.
  • Además para que un paciente con EA pueda optar a él en el futuro, tendrá que cumplir unos requisitos aún por conocer con exactitud, pero que probablemente sean más estrictos que con otros fármacos.
  • Será un tratamiento caro, por lo que no sería raro que acceder a él sea más complicado que un tratamiento “normal”, y tenga que pasar por un comité que evalúe cada caso para decidir si es apto o no.

El estudio se ha hecho en un número reducido de pacientes (167), por lo que ahora hay que hacerlo en un grupo mucho mayor (1400 pacientes aproximadamente), para que el aducanumab demuestre su efectividad real, así como que estemos más convencidos de su seguridad y buena tolerancia.

  El estudio incluyó a 165 pacientes diagnosticados de EA leve y se distribuyeron de manera aleatoria y doble ciega (ni el paciente ni le médico saben qué está recibiendo el enfermo, si fármaco activo o placebo) para recibir placebo o 1, 3, 6, o 10 mg/kg de aducanumab.

  Se ha demostrado que reduce el depósito cerebral de beta-amiloide y que ralentiza la progresión del deterioro cognitivo. Los resultados han sido dosis dependientes (a mayor dosis recibida, mejores resultados obtenidos). Pero este estudio no fue diseñado para evaluar la efectividad clínica y por lo tanto los resultados deberán ser confirmados con más estudios.

   La tasa de abandonos fue similar en ambos grupos, una cuarta parte. La mitad de los abandonos fue por efectos secundarios. La aparición de efectos secundarios fue superior en el grupo placebo (98%) frente al 87% de los que recibieron una dosis de 3mg/kg de aducanumab. No hubo que hospitalizar a ningún paciente por ellos: lesiones por beta-amiloide (ARIAs) (41%), cefaleas (27%), infecciones urinarias (16%) y respiratorias (19%) esencialmente.

  No se registró ninguna muerte en relación con el tratamiento con aducanumab.

  Hay dos estudios en marcha, ENGAGE y EMERGE (fase III), diseñados para evaluar la seguridad y la tolerabilidad del aducanumab frente a placebo y que aclararán además si realmente es efectivo.

  Estos estudios se están realizando en hospitales de muchos países, incluidos 12 hospitales de España.

  Además del Adecunumab, existen otros anticuerpos monoclonales que se están investigando (Crenezumab, Solanezumab) y también se están haciendo estudios en hospitales españoles con ellos. En otros estudios se están utilizando asociados a realizar en el paciente una aféresis (una especia de diálisis).

  Además existen otras líneas de investigación también prometedoras de fármacos para la EA que actúan por otras vías. Por ejemplo con inhibidores de la beta-secretasa (BACE1), el Masitinib (un inhibidos de la tirosina-kinasa, también se está estudiado para otra terrible enfermedad, la ELA),

  Si está usted o un familiar interesados en participar en estos estudios, es el momento, por lo que deberán informarse con su neurólogo.

  Y no hay que olvidar que con unas medidas bastante sencillas (dieta mediterránea, control de los factores de riesgo vascular como es la hipertensión por ejemplo, etc.) se puede retrasar la aparición de la EA unos 5 años. Ésta tiene que ser una de las bases del quehacer del médico, la prevención.

  Para cualquier duda, no dude en consultar con su neurólogo o con su médico de cabecera.

  En Grupo Doctor Oliveros estaremos encantados en ampliar ésta y otras informaciones sobre la EA y otras patologías neurológicas o psiquiátricas.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Alzheimer: ¿una luz al final del túnel?

La demencia es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas debida a daños o enfermedades cerebrales. Aunque sus causas son diversas, dentro de las sociedades desarrolladas la enfermedad de Alzheimer es la demencia más frecuente. Se calcula que en EEUU hay 5,6 millones de personas que la padecen. Su incidencia está relacionada con la edad (en general aparece en personas mayores de 60 años) y el 90% carece de factores genéticos hereditarios.

La necesidad de cuidado en el cuidador

Hasta un 40 % de las personas que cuidan de un enfermo con Alzheimer acaban sufriendo depresión u otra enfermedad psiquiátrica. A los que convivan o hayan convivido con un enfermo bipolar o un paciente esquizofrénico les resultará familiar este hallazgo. Hasta un 90% de cónyuges de enfermos bipolares optan […]

Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha

Share