Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Creatividad y enfermedad mental

The_Screampor Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

   Hace ya una década unos profesores de Harvard llevaron a cabo una investigación sencilla y curiosa. Enviaron un cuestionario anónimo a todos los creadores norteamericanos registrados en el equivalente americano de la SGAE española. Su objetivo era detectar la presencia de enfermedad mental sin pretender diagnosticarla.
   Sabemos que en torno a un 40% de la población general sufre un trastorno psiquiátrico a lo largo de su vida (prevalencia). La presencia de una enfermedad mental en un determinado momento (incidencia) es, sin embargo, mucho menor. No sobrepasa el 10%.

   Cuando nuestros investigadores norteamericanos analizaron las respuestas de los creadores comprobaron que cerca de un 80% de los creadores norteamericanos presentaban patología psiquiátrica en ese preciso momento. Es decir, demostraban que la enfermedad mental en los creadores norteamericanos era nada menos que 8 veces mayor que en la población general.

   Nos podemos preguntar ¿qué habría escrito Edgar Allan Poe si hubiera podido tomar Prozac? ¿Habría compuesto Beethoven sus sinfonías más brillantes si hubiera contado con penicilina para su sífilis terciaria? Son evidentes las conexiones entre enfermedad mental y creación. Charles Dickens, Van Gogh, Ingmar Bergman, Tennessee Williams, Eugene O’Neill, Friedrich Nietzsche Santa Teresa de Jesús, Jackson Pollock, Albert Camus, Malcolm Lowry, Ernest Hemingway, Leo Tolstoy, Virginia Woolf, Salvador Dalí, Sylvia Plath, John Nash, Kurt Cobain, Peter Gabriel y una larga lista de eminentes creadores han sufrido alguna enfermedad mental que ha propiciado, por una lado, su actividad creadora y, por otro, condicionado de una manera determinante la visión del mundo que han plasmado en sus obras.

  La pregunta clave es ¿es posible la creación sin un sufrimiento previo? Y la respuesta es sí. Ni todos los enfermos mentales son creativos ni todas las personas creativas sufren enfermedades mentales. Pero ambos hechos coexisten más de lo esperable. Es obvio que si el hombre/mujer de las cavernas no hubiera sufrido arrastrando objetos nunca habría inventado rueda. Pero la rueda no se le ocurrió a todo el mundo que sufría con esa tarea. Muchos seguirían arrastrando los bultos sin ver alternativas.

   Hoy contamos con evidencias que vinculan genéticamente ambos fenómenos. Contamos con genes candidatos para la creatividad que, además, están relacionados con los genes candidatos de varias enfermedades mentales, sobre todo de la personalidad esquizotípica.

   Por eso muchos científicos hablan ya del gen de la creatividad-locura aunque no esté identificado plenamente. De todos lo que sufrían arrastrando piedras sólo habrían sido capaces de inventar la rueda los portadores de ese gen ideando una solución alternativa y rompedora. Seguramente serían los más raros del grupo y ellos y/o sus familiares tendrían enfermedades mentales. El sujeto esquizotípico es una persona “rara” y no está “loco” (no delira ni rompe con la realidad) aunque pueda parecerlo, tiene conductas y creencias excéntricas y extravagantes con abundantes contenidos mágicos y muestra un patrón de relación interpersonal extraño y distante. Carece de amigos íntimos y de interés por las relaciones de pareja y la sexualidad.

   Pero se ha demostrado que las personalidades esquizotípicas absorben más información y son menos capaces de ignorar detalles superfluos. Su cerebro nos les permite filtrar lo que genera en ellos un pensamiento divergente, original, intuitivo, curioso y transgresor. Por eso son capaces de ver conexiones insospechadas entre dos hechos cuando resuelven un problema y presentan una elevada producción de ideas extrañas que son genuinamente creativas.

   Vemos que la creatividad puede tener un alto coste para el sujeto pero facilita el desarrollo tanto personal como colectivo. La persona creativa ve lo que otros no pueden ver y se atreve a hacer lo que otros consideran innecesario o fútil.  La persona creativa no elige serlo, nadie puede aprender a ser creativo. La creatividad es una cualidad condicionada por unos genes que condicionan a menudo también la enfermedad mental con la que va asociada.  

 

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

La pseudodemencia, una “demencia” reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


Sellos de calidad


Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

14 + 12 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This