DEPRESIÓN MAYOR RESISTENTE

La depresión resistente aparece hasta en un 30% de las depresiones tratadas, una cifra que resulta, a todas luces, demasiado elevada y que condena a estos pacientes a una penosa prolongación de su sufrimiento.

Definimos como depresión resistente aquella depresión mayor (se excluye la distimia y el trastorno adaptativo) que no ha respondido correctamente a un antidepresivo de probada eficacia empleando una dosis correcta durante un mínimo de seis semanas.

El primer paso a dar frente a una depresión resistente debe ser siempre reevaluar el diagnóstico. No hay un hecho más influyente en la falta respuesta un tratamiento que no saber lo que estamos tratando. Esta es la causa más frecuente de resistencia aparente al tratamiento y del estéril encarnizamiento farmacológico que con frecuencia sufre el paciente.

Pedir cita