Seleccionar página
Website Malware Scan

E-health: La revolución médica

por Dr. Sergio OliveroE-health: La revolución médicas Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Uno de los grandes logros de internet ha sido revolucionar la medicina empoderando al paciente frente al médico. Antes acudíamos al médico sin saber nada de él ni de nuestra enfermedad. Todo lo que podíamos hacer era consultar con otro médico y probar si el primero no nos había convencido.  Ahora la mayor parte de los pacientes que acuden a la consulta conoce muchos detalles de su diagnóstico, de sus posibles tratamientos y, como no podía ser de otro modo, de la experiencia de otros pacientes y los conocimientos sobre la patología en cuestión del médico al que ha decidido consultar. Internet ha horizontalizado la relación médico-paciente y eso ha beneficiado incuestionablemente a muchos pacientes. Pero tales cambios todavía no han cristalizado lo que hace que todavía se produzcan grandes excesos, defectos y errores que unos pacientes pueden detectar pero otros no.

En 2013 el Pew Internet Project estimó que la mitad de la población norteamericana había hecho al menos una consulta de medicina en el pasado año a través de Google, Wikipedia y webs institucionales de información médica especializadas como www.webmd.com. Los datos indican que esa proporción crece más cada año. La pregunta es ¿es veraz la información a la que el paciente accede? ¿Tienen capacidad todos los pacientes que acceden a una fuente de leer esa información con suficiente espíritu crítico? La respuesta es probablemente negativa.

En un reciente artículo de una de las 5 revistas internacionales más relevantes de medicina (“Drug safety in the digital age”, de Hwang, Bourgeois & Seeger en el New England Journal of Medicine), los investigadores encontraban que a pesar del debate sobre su credibilidad Wikipedia es la fuente más consultada. Sin embargo un 67 % de las referencias farmacológicas no se actualizaban dentro de las dos semanas siguientes al anuncio de novedades relevantes sobre su contenido por parte de la Food an Drug Administration (el equivalente del de la Agencia Europea del Medicamento). Un 36 % de las referencias no estaban actualizadas después de un año de producidos los anuncios.

Es evidente que el paciente está desprotegido frente a estos fallos de información y que su desprotección aumenta cuanto más se aleja de las fuentes fiables. Esto hace que siga siendo el médico quien, con frecuencia, puede ofrecer al paciente una información más veraz al menos en lo que respecta a detalles muy recientes o muy especializados.

Este hecho facilita además que el paciente incurra en valoraciones hipocondriacas de la información recibida y desarrolle mayores preocupaciones sobre su salud que las que motivaron su búsqueda (los llamados “cibercondríacos”). Emulando al gran Forges, bien podríamos imaginar en estos casos la noticia: “La OMS advierte que internet puede empeorar su salud”.

La medicina basada en internet debe mejorar. Los contenidos deben tener una mayor regulación y son las instituciones sanitarias quienes deben velar por su veracidad. Por otro lado debemos caminar hacia una “democratización” de los contenidos científicos para que la información no solo sea cada vez más veraz sino, además, gratuita.

La relación médico-paciente es hoy mucho más horizontal gracias a internet. Sin duda es un hecho revolucionario y fantástico. La llamada e-Health (salud electrónica) ha revolucionado los procedimientos médicos extendiendo las vías de ayuda al paciente. Pero es incuestionable que, al menos de momento, el médico no puede ser sustituido en la relación médico-paciente por un robot.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La química del amor, nuevos hallazgos sobre la “locura” más normal.

Hay crecientes evidencias de que el amor y las adicciones químicas y comportamentales comparten muchos mecanismos neurobiológicos lo que puede explicar muchos fenómenos depresivos y de las adicciones y abrir nuevas líneas de investigación sobre estos trastornos. Analizamos hoy los más recientes hallazgos.

El Síndrome de Münchhausen: inventando la enfermedad.

El síndrome de Münchhausen o Trastorno Facticio consiste en la provocación deliberada de lesiones y manipulación consciente de síntomas con objeto de atraer la atención médica y obtener cuidados innecesarios que pueden generar lesiones por las que, de nuevo, el paciente volverá a solicitar atención. Cuando se efectúa sobre un menor (Sd. Münchhausen por poderes) puede acarrear graves e incluso letales complicaciones.

La Navidad: una prueba de esfuerzo (emocional) para muchos

La Navidad es una tradición que fomenta la reunión familiar y el afecto. Sin embargo para muchos supone una #tortura pues les acerca a familias de las que durante el resto del año intentan alejarse. Analizamos hoy la influencia en la estructura de la familia de origen en la forma de vivir estas fiestas.

Hijos del divorcio: las claves para minimizar un sufrimiento inevitable.

Ante una situación de separación o divorcio, los hijos se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad. Las manifestaciones de cada niño dependerán de sus características previas, el entorno y la edad a la que tengan que afrontar esta situación. Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos minimizar y aliviar en gran medida el sufrimiento de los menores, siempre respetando el proceso de adaptación de cada uno, y podremos ayudarles en su proceso de maduración personal.

El trastorno paranoide de personalidad, cuando todo es una seria amenaza.

El trastorno paranoide de personalidad afecta a un 0.5-4.5 % de la población. Su dinámica interpersonal genera una evolución crónica, así como múltiples disfunciones en el contexto familiar, social y laboral del paciente conduciéndole a una inexorable soledad si no cuenta con una familia que le contenga y se haga cargo de su cuidado. Analizamos hoy sus aspectos clínicos y peculiaridades de tratamiento.

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

14 + 9 =

Share