Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

El trastorno esquizoide de personalidad: esos «raros» invisibles.

 

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

 

Pedro era el chico que siempre esperaba leyendo algo sentado solo en el suelo de la entrada de clase. Con el último botón de su camisa abrochado y su jersey remetido por debajo de su pantalón. Si alguien le hablaba le dirigía una mueca pretendidamente amable, pero seguía leyendo imperturbable. Siempre parecía ausente e indiferente, ni siquiera mostraba la más mínima rabia cuando los compañeros se reían de él y su extraña forma de comportarse y vestirse. Carecía de toda iniciativa, preso de una intensa apatía, y no reaccionaba siquiera a las felicitaciones del profesor por sus altas calificaciones.  Como decía su hermano pequeño, Pedro era “muy raro, raro en general”, era su forma inteligente e intuitiva de describir a un paciente con Trastorno Esquizoide de Personalidad (TEP).  

   Se trata de un trastorno poco frecuente y de causa desconocida, cuyo aspecto nuclear es su ausencia casi total de vinculación con las relaciones humanas. Forma con el T. paranoide de personalidad y el T. esquizotípico de personalidad el llamado Grupo o Cluster A de los T. de personalidad, caracterizado por la excentricidad y extravagancia. La interacción social y afectiva les resulta molesta por lo que evitan la amistad e incluso el contacto con familiares. Por eso es frecuente encontrarlos en trabajos solitarios que excluyan el contacto humano entre objetos inanimados (laboratorios, almacenes, informática, matemáticas, filosofía etc.).

   Su expresión emocional es plana y carente de matices pues no experimenta placer, carece de impulsos sexuales, no expresa sentimientos ni persigue su comunicación al otro. Vemos que caracterizamos al TEP no por lo que tiene sino por lo que le falta. Quizá por eso son percibidos por los demás como si fueran robots humanoides como la coprotagonista de Blade runner.

narcisismo: la áspera cicatriz de una profunda herida infantil

Características clínicas

 

Según la clasificación DSM 5, el TEP se caracteriza por:

1.- Patrón predominante de desapego en las relaciones sociales y poca variedad de expresión de las emociones en contextos interpersonales, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cuatro (o más) de los hechos siguientes:

  • No desea ni disfruta las relaciones íntimas, incluido el formar parte de una familia.
  • Por lo general, escoge actividades solitarias.
  • Expresa bajo o nulo interés en tener experiencias sexuales con otra persona.
  • Disfruta con pocas o con ninguna actividad.
  • No tiene amigos íntimos ni confidentes aparte de sus familiares de primer grado.
  • Se muestra indiferente a las alabanzas o a las críticas de los demás.
  • Se expresa emocionalmente frío, con desapego o con afectividad plana.

2.- No se produce exclusivamente en el curso de la esquizofrenia, un trastorno bipolar o un trastorno depresivo con características psicóticas, otro trastorno psicótico o un trastorno del espectro del autismo, y no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de otra afección médica.

   Theodore Millon, ilustre investigador y clínico dedicado a los trastornos de personalidad, sostiene que hay pocos sujetos que se ajusten estrictamente a la descripción del DSM por lo que propone una distinción entre los siguientes subtipos de TEP:

  • Lánguido: Combina síntomas esquizoides y depresivos. Carecen de motivación, vitalidad, impulso a la actividad o espontaneidad. Su estilo de relación es insustancial, tranquilo, rutinario y dependiente. Se dejan llevar por el grupo sin expresar sus deseos.  
  • Distante: Son personas muy replegadas sobre sí mismas, muy evitadoras del contacto social pues les provoca ansiedad a diferencia del TEP puro. Son abundantes en la población homeless. Pueden presentar excentricidades y otros rasgos esquizotípicos.
  • Despersonalizado: Siempre permanecen absortos y desconectados del entorno. Se ven a sí mismos desde el exterior, desvinculados no solo del mundo exterior, sino también de sus propios pensamientos, sentimientos, y corporalidad.
  • Embotado: En este subtipo la anulación emocional e interactiva, “robotización”, alcanza el nivel máximo. Sin embargo, funcionan bien en situaciones sociales muy estructuradas a diferencia del TEP puro.

    Aunque, en general, el TEP comienza a advertirse al final de la adolescencia y principio de la etapa adulta, algunas características pueden ser advertidas en ocasiones durante el desarrollo infantil.

Causas y evolución

 

  Aunque desconocemos la causa, los aspectos genéticos y la crianza parecen tener un papel importante. Así, tener padres con TEP, trastorno esquizotípico de la personalidad o esquizofrenia o haber tenido una crianza distante, negligente o insensible ante necesidades emocionales aumentan el riesgo de padecerlo.

  Aunque, en general, el TEP comienza a advertirse al final de la adolescencia y principio de la etapa adulta, algunas características pueden ser advertidas en ocasiones durante el desarrollo infantil con problemas de relación con compañeros o en su rendimiento en tareas de equipo. A diferencia del trastorno esquizotípico de personalidad que revisaremos en otro post, el paciente con TEP siempre mantiene el contacto con la realidad, por lo tanto, es poco probable que presente paranoia o alucinaciones, y su discurso se ajusta a la lógica siendo fácil de seguir en todo momento. Por lo demás ambos trastornos comparten su excentricidad, su escasa habilidad para la relación social y sus graves carencias en la expresión emocional.

  Es relativamente frecuente la comorbilidad con la esquizofrenia, la paranoia, la depresión mayor y algunos trastornos de ansiedad.  

  Más de uno habrá advertido ya las similitudes clínicas con los Trastornos del Espectro Autista en relación con la dificultad para establecer relaciones sociales. Con frecuencia no es sencilla su diferenciación que se basa esencialmente en aspectos biográficos (más precoces los TEA) y clínicos (sin síntomas motores y disfóricos como muchos TEA). La diferencia con la fobia social es clara, en ella el paciente siente intensas emociones de rechazo, tristeza y ansiedad mientras el TEP es inerte.

 

Aproximaciones terapéuticas

 

   Como hemos dicho antes, por lo general el paciente con TEP sólo necesita que le dejemos en paz, no cree que tenga ningún problema ni que, por lo tanto, necesite ayuda o tratamiento. Ocasionalmente pueden sufrir cuadros depresivos siendo el momento de prestarles la ayuda que necesitan. La ayuda profesional especializada puede tener un impacto positivo enorme. Las opciones terapéuticas incluyen:

  • Psicoterapia cognitivo conductual.Centrada en las habilidades sociales, sustitución de las creencias, cogniciones y los conductas conflictivas. De todos los déficits que tiene el esquizoide, el más negativo es su incapacidad para desarrollar una relación íntima consigo mismo. Es ahí donde debe empezar el tratamiento. Es importante saber respetar el espacio y ocuparlo a medida que el paciente se vaya abriendo más. En una fase final se puede incluir al paciente en una terapia de grupo para reforzar sus capacidades de interacción aprendidas.  
  • No existe un tratamiento psicofarmacológico específico para el TEP, pero se pueden abordar con eficacia las complicaciones depresivas y ansiosas que presentan.

   Lo cierto es que la mayoría de los pacientes con TEP terminan sus vidas sin tratamiento, solos y sin haber conocido aquello para lo que el ser humano nace programado mayoritariamente: la vinculación con otros mediante el afecto y la interacción social. Merece la pena, sin duda, extender el conocimiento sobre este trastorno para evitar que esto ocurra.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

La pseudodemencia, una «demencia» reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

Aspectos científicos de la adicción a la pornografía online, una revisión.

Hemos querido hacer una revisión compresible y científica sobre la adicción a la pornografía online ante la abundancia de material sesgado de escasa utilidad a los pacientes que existe en la web. En este post recogemos gran parte de los conocimientos actuales sobre el la distribución en la población, las causas, los mecanismos biológicos subyacentes, los síntomas y las alternativas terapéuticas más eficaces disponibles.

Deporte y demencia: una nueva vía de prevención (y tratamiento).

Muchos estudios apuntan desde hace una década a que el ejercicio físico regular reduce el riesgo de aparición de demencia y que puede resultar muy útil en su tratamiento al haber demostrado que repercute en el incremento del volumen y la actividad de los centros de memoria cerebrales. Revisamos estos interesantes y trascendentes hallazgos por cuanto un medio barato y accesible para todos puede suponer una potente herramienta de prevención de la lacra de nuestro siglo, la demencia. .

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


Sellos de calidad


Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

13 + 13 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This