Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

El Trastorno por ensoñación inadaptada o excesiva.

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

 El trastorno por ensoñación excesiva o inadaptada fue definido por el psicólogo israelí Eli Somer en 2002 (en inglés Maladaptative Daydreaming). Se trata de un síndrome todavía no incluido en las clasificaciones internacionales que se caracteriza por el empleo de una gran parte del tiempo de vigilia en fantasías no conectadas con la realidad del sujeto. Es lo primero que los sujetos hacen al despertar y lo último que hacen antes de dormir.

  Normalmente se inicia en la infancia y se perpetúa a lo largo de la juventud y la vida adulta. Suele venir precipitado por la exposición a determinadas películas, novelas, videojuegos etc. Su descripción literaria alcanzó su cúspide en la novela de Lewis Carroll “Alicia en el país de las maravillas”.

  La persona afectada se ve obligada a realizar esta actividad de forma compulsiva y cesarla le genera un cuadro de ansiedad e inquietud idéntico al de las adicciones comportamentales (adicción al WhatsApp, ludopatía, adicción a la pornografía etc.). El sujeto deja así de lado sus responsabilidades académicas, sociales o laborales para imaginarse en situaciones muy diferentes a la vida que le rodea. Lo que siempre se ha denominado soñar despierto.

   Aunque más del 90% de la población fantasea unos minutos cada día con algo (una relación, unas vacaciones, un trabajo, un premio en la lotería etc.), estos sujetos pueden pasar más de la mitad del tiempo de vigilia en su habitación haciéndolo sin advertir el tiempo transcurrido. Es frecuente que una música concreta preceda a una ensoñación. Las fantasías son muy vívidas y complejas. Son incapaces de mantener su atención y modular su conducta lo que genera una interferencia masiva con su día a día. Llegan, por ejemplo, a desatender sus necesidades alimentarias o de higiene.  Los temas más frecuentes son idealizaciones de sí mismos y relaciones amorosas con celebridades.

  El origen es diverso. Algunos de estos sujetos han sufrido una experiencia traumática en su infancia y se han adaptado a esa sobrecarga emocional mediante lo que denominamos disociación, la desconexión de la conciencia con la realidad. De esta manera es más frecuente en sujetos con trastorno por estrés postraumático, trastorno límite de personalidad y trastornos disociativos.  También se da con más frecuencia en pacientes con fobia social, pacientes que han sufrido bullying, en los que presentan lo que se ha dado en denominar personas con alta sensibilidad, así como en cualquier persona en la que la fantasía puede reportarle un placer mayor que la realidad. Tendría en ellos un efecto similar al de una droga.

  También se ha evidenciado aumento de la frecuencia en pacientes con TDAH, trastorno obsesivo compulsivo y trastornos del espectro autista.

  De acuerdo a la teoría psicoanalítica, la ensoñación podría estar expresando un conflicto inconsciente y la expresión de un deseo reprimido por ser inaceptable para el yo.

  Son frecuentes los antecedentes psiquiátricos familiares. Todavía no ha podido establecerse si la causa puede ser genética o debida a un ambiente familiar desfavorable

  El mundo fantaseado en ocasiones puede tener la misma estructura que la realidad pudiendo establecer relaciones y conversaciones con personajes creados por su mente.  El sujeto puede, incluso, establecer sólidos vínculos emocionales con sus personajes o crear una representación de sí mismo, como un avatar, muy sólida y estable. El sujeto presenta movimientos (paseos, muecas, gestos, balanceo, gira sobre sí mismo etc) y puede hablar durante la ensoñación y expresar alegría, risa, enfado o dolor. No obstante, cuando regresan de la ensoñación siempre son capaces de distinguir ambas realidades lo que excluye su naturaleza psicótica.

  Hace un año un grupo internacional liderado por Eli Somer, psicólogo israelí líder en este campo que desarrolla su actividad en la Universidad de Haifa, publicó un estudio multicéntrico que incluyó 443 pacientes. El estudio comparó 340 personas sintomáticas con 103 individuos sanos. Los participantes tenían de 13 a 78 años de edad y pertenecían a 45 países diferentes. Los resultados confirmaron experimentalmente los datos que hasta ahora se habían observado en casos aislados y que centran el problema en 5 ejes de síntomas:

  • Obsesivo – compulsivos.
  • Disociativos.
  • Déficit de atención.
  • Vivencias de presencia.
  • Ausencia de síntomas psicóticos

  No existen ensayos clínicos sobre el tratamiento de estos pacientes. Obviamente, la prioridad es tratar el trastorno subyacente cuando exista. En los casos primarios, nuestra experiencia ha evidenciado mejoría con inhibidores de la recaptación de serotonina a dosis altas y topiramato.

  El manejo psicoterapéutico debe ser esencialmente cognitivo conductual y centrará sus esfuerzos en fomentar:

  • Creatividad
  • Conexión con la realidad.
  • Control del tiempo.
  • Mantener actividades regladas.
  • Identificar estímulos que disparan la entrada en estado de ensoñación.
  • Realizar ejercicio aeróbico y mayor cuidado de hábitos saludables.
  • Normalizar sueño nocturno.
  • Mejorar la concentración y la atención.

  Cuando la ensoñación se da en el contexto de un estrés postraumático la técnica psicoterapéutica denominada EMDR puede ser muy resolutiva. La técnica psicoanalítica puede resolver conflictos inconscientes que subyazcan en el trastorno.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

La pseudodemencia, una “demencia” reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


Sellos de calidad


Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

1 + 8 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This