Seleccionar página
Website Malware Scan

Trastorno por Estrés Postraumático, una enfermedad infradiagnosticada

Trastorno por Estrés Postraumático, una enfermedad infradiagnosticada

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Reanudamos hoy la actividad en este blog tras varios meses de inactividad dedicados a la formación de Grupo Doctor Oliveros, la nueva web y las vacaciones. Hoy vamos a hablar de un problema mucho más frecuente de lo que parece, el Trastorno por estrés postraumático (TEP) o, según sus iniciales en inglés, PTSD.

La respuesta normal ante un peligro es el miedo. Esta reacción desencadena una cascada de reacciones en el cuerpo que nos capacita para analizar la situación con precisión así como reaccionar más rápido y con más fuerza y coordinación muscular. El resultado será afrontar el peligro o huir con mejor rendimiento. En lo sucesivo evitaremos exponernos a situaciones similares y así nos protegeremos del daño.

Sin embargo, en el trastorno que tratamos, tras una exposición a un peligro intenso el sujeto vuelve a experimentar esa misma cascada de reacciones pero de forma caprichosa y sin exposición directa a un nuevo peligro. Así, de forma súbita e inesperada, un policía puede experimentar imágenes vívidas del atentado que sufrió muchos años atrás (flashbacks) o una mujer adulta puede reexperimentar soñando el terror que sentía en su infancia cuando era violada por su hermano.

Hace unos meses tuve la ocasión de tratar a un veterano norteamericano de la guerra de Iraq afecto por PTSD que pasaba unas semanas en Madrid. Cuando acudía a consulta no podía sentarse en la silla del paciente porque daba la espalda a la puerta del despacho. Siempre optaba por sentarse en un lateral de la consulta para poder verme a mí sin perder de vista la puerta. Clásicamente, el PTSD se estudió en veteranos de guerra y supervivientes de campos de concentración pero afecta a personas que han sufrido secuestros, tortura, violación, abusos infantiles, accidentes (aviones, trenes, tráfico), atentados terroristas, terremotos, inundaciones etc.

No todas las personas que han sufrido un estrés intenso desarrollan luego un PTSD pero no sabemos con certeza porqué unas personas lo desarrollan y otras no. Ciertas predisposiciones genéticas y culturales reducen la tolerancia al estrés.

Con frecuencia el paciente afecto de PTSD es diagnosticado de trastorno de ansiedad generalizada, abuso de sustancias (frecuente en esta población), crisis de angustia, depresión o trastorno de personalidad lo que retrasa el diagnóstico correcto y el tratamiento eficaz. Esto empeora cuando lo síntomas aparecen años después del trauma como ocurre con frecuencia.

En los niños el diagnóstico es más complejo pues no suelen verbalizar el trauma sufrido y muestran síntomas inespecíficos como enuresis secundaria, fracaso escolar, aislamiento, apego excesivo a un progenitor etc.

El PTSD afecta en torno a un 2% de la población adulta (unas 950.000 personas en España) pero su cifra se dispara en zonas afectadas por una catástrofe (en Madrid, tras los atentados del 11-M la cifra de afectados en las zonas próximas a los atentados alcanzó el 4,3%)

Las estrategias que reducen la aparición de este problema tras exposiciones a traumas con la búsqueda de apoyo en familia, amigos, grupos de autoayuda, reforzamiento de la satisfacción por la reacción experimentada ante el peligro así como la adquisición de habilidades para reaccionar con eficacia a pesar del miedo.

El tratamiento más eficaz descansa sobre algunos inhibidores de la recaptación de serotonina (Sertralina y Paroxetina) si bien deben ser administrados bajo supervisión por incrementar el riesgo de tentativas de suicidio en las etapas iniciales del tratamiento. Otro pilar esencial en el tratamiento de estos pacientes son la psicoterapia EMDR (desensibilización y reprocesamiento por movimientos) y la psicoterapia cognitivo conductual basada en la exposición. Otras aproximaciones, todavía experimentales, y que se muestran muy prometedoras son la estimulación cerebral profunda con electrodos implantado y la estimulación magnética transcraneal.  

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

De brujas y demonios: Encefalitis por anticuerpos anti-NMDA.

Hoy abordamos la encefalitis por anticuerpos anti NMDA, una enfermedad autoinmune que provoca síntomas muy similares a los de la esquizofrenia y algunas formas de psicosis maniacas que fue descubierta por un neurólogo español en 2005. Analizamos qué destino pudieron tener estos pacientes antes de ser descubierta su enfermedad y cuantos de los pacientes que hoy están disgnosticados como esquizofrenias y bipolares pueden en realidad no serlo. Como ejemplo, introducidmos el sesgo de confirmación, un peligroso autoengaño que empleamos a diario.

La soledad maligna, un problema de salud pública en crecimiento.

Recientemente Theresa May nombró a Tracey Crouch Secretaria de Estado para la Soledad. Podría parecer una excentricidad británica pero obedece a un problema real: la soledad maligna. Una “enfermedad” que afecta a un 25% de la población y que pone en riesgo su vida. Analizamos hoy este fenómeno propio de las sociedades modernas occidentales y su relación recíproca con la enfermedad mental.

El tiroides: una glándula endocrina con una enorme expresión mental.

Las enfermedades tiroideas incluyen entre sus síntomas algunos que se solapan con los propios de la ansiedad, la depresión e, incluso, las psicosis. En muchas ocasiones estos síntomas preceden a otros que dan la clave de enfermedad tiroidea lo que lleva a estos enfermos a someterse a tratamientos psiquiátricos y posponer el tratamiento hormonal que les mejorará de una manera percibida como “mágica” por el paciente. Revisamos hoy esta situación.

¿Que puede averiguar de usted un psicópata cuando le mira?

La mentalización es la capacidad casi innata por la que somos capaces de entender de forma automática lo que los demás piensan, sienten y creen a diferencia de los psicópatas que carecen de tal automatización y emplean la mentalización como instrumento para aumentar el daño como acaba de demostrar Arielle Baskin Sommers en un importante trabajo de investigación.

La verdadera violencia de género o machista: la mente del maltratador.

Nuestra Psicoanalista Victoria Garay aborda un profundo e inteligente análisis psicoanalítico de las raíces de la verdadera violencia de género. La misoginia y el machismo serían de esta manera las expresiones más superficiales de profundos procesos inconscientes patológicos que analiza en este brillante artículo.

La violencia masculina: una aproximación social, biológica y cultural.

Revisamos en este artículo los fundamentos biológicos, evolucionistas y culturales de la violencia masculina profundizando en el papel que ha ejercido en el desarrollo de la humanidad así como en la estructuración patriarcal de las sociedades a lo largo del mundo y en cómo la educación y el ambiente cultural propicio puede limar sus aristas facilitando la igualdad entre mujeres y hombres.

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

Acepto las condiciones

3 + 13 =

Share

Pin It on Pinterest

Share This