Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Entrenamiento en habilidades sociales: una herramienta sencilla y eficaz


photo-1416453072034-c8dbfa2856b5por Patricia Aberturas Puerto, Psicóloga Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

  Es evidente que la relación con otras personas es nuestra principal fuente de bienestar y enriquecimiento emocional. Las habilidades sociales suponen una interacción entre la persona y la situación social, los seres humanos somos capaces de relacionarnos de forma satisfactoria en ciertas situaciones, el problema aparece cuando no somos hábiles en las situaciones en las que nos movemos frecuentemente o en las que encontramos una dificultad anómala

  Dicha dificultad se asocia a la experimentación de emociones negativas y perniciosas como frustración, ira o ansiedad además de sentimientos de rechazo o infravaloración, por parte de uno mismo y también de los demás. Los problemas interpersonales pueden predisponernos a padecer ansiedad, depresión o enfermedades psicosomáticas. Por lo tanto, ser socialmente hábil ayuda a incrementar nuestra calidad de vida, incrementando el porcentaje de éxito tanto personal como profesionalmente.

  El objetivo del entrenamiento en habilidades sociales se basa, por tanto, en la adquisición de habilidades que permitan interacciones sociales satisfactorias en el ámbito real , allí donde se desenvuelve y actúa la persona. Implica que la persona aprenda a analizar las características de la situación y a adecuar sus comportamientos a dicha situación; así como que adquiera, y domine los componentes de la interacción (en cuanto a lenguaje verbal y lenguaje no verbal o corporal).

  Posteriormente, a base de ensayos continuados se fomenta la capacidad de reproducir las habilidades aprendidas en momentos y ambientes diferentes, fundamentalmente en situaciones de la vida real y de forma espontánea. Las mayores dificultades en habilidades sociales se englobarían en las llamadas habilidades conversacionales y en la comunicación asertiva

A.- Habilidades  conversacionales: Son una de las más básicas, están siempre presentes incluso en otras habilidades sociales; por ejemplo en niños, unas de las primeras cosas que se entrena es a saludar. Las típicas situaciones que se entrenan son:

  • Iniciar una conversación: encontrar a alguien y empezar a hablar con él/ella, esto supone comenzar un intercambio verbal con otra persona.
  • Mantener una conversación: hablar durante un tiempo con otras personas y que resulte agradable para los interlocutores.
  • Terminar una conversación: finalizar la charla de modo amistoso y agradable.
  • Conversación de grupo: participar activa y adecuadamente en una conversación en la que intervienen varias personas.
  • Unirse a la conversación de otros: tomar parte en una charla ya iniciada.

B.- Comunicación asertiva: Se considera la habilidad para defender nuestros deseos, derechos y opiniones, respetando siempre los sentimientos y derechos de los demás. Tiene consecuencias positivas en cuanto a la mejora de la autoestima, provocando una sensación de seguridad en uno mismo, y aumentando las posibilidades de conseguir lo que deseamos. Se basa en una comunicación clara y no manipuladora, por lo que los demás se sienten respetados. El manejo de esta habilidad supone una reducción de las molestias y conflictos de convivencia en el hogar y en el trabajo. Las típicas situaciones que se entrenan son: 

  • Técnicas de comunicación asertiva.
  • Aprender a decir “No”.
  • Hacer o recibir críticas y peticiones de cambio.

  En palabras de Caballo (1986), “La conducta socialmente habilidosa es ese conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas” Por lo tanto, el entrenamiento en habilidades sociales resulta una técnica eficaz de mejorar las relaciones interpersonales, permitiendo que la persona optimice la probabilidad de éxito; lo que conlleva emociones positivas relevantes para la mejora de la autoestima. Con estas técnicas permitimos al paciente superar el reto que supone la comunicación interpersonal.


girl-850117_1920 blueFobia social: un trastorno mucho más limitante de lo que parece

  Casi 3.000.000 de españoles sufre fobia social aunque la cifra puede aumentar hasta 11.000.000 en formas específicas. Una gran parte de ellos ven seriamente limitada su actividad laboral, afectiva, sexual y, por supuesto, social. Resulta una cifra nada desdeñable tratándose de un problema que apenas atrae la atención de la psiquiatría … (leer más).


¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This