Seleccionar página
Website Malware Scan

Estrés laboral

por Dr. Sergio Estrés laboralOliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

El estrés laboral genera un coste personal importante aunque también conlleve unos costes considerables para la empresa (bajas laborales, ausencias, escasa motivación, bajo rendimiento, accidentes, etc.).

Según el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de los EEUU (NIOSH) el 40% de los trabajadores norteamericanos considera su trabajo muy o exageradamente estresante, el 20% padece burnout, el 50% y el 60% del total de los días laborales perdidos se debe al estrés. En Europa se ha comprobado que el 50% de los 147 millones de trabajadores de la UE afirman que trabajan a altas velocidades y con plazos ajustados, un 30% no puede ejercer ninguna influencia en la ordenación de sus tareas, un 75% opina que sus problemas de salud se deben mucho más a los problemas en el trabajo que a los problemas financieros o familiares, un 25% considera sus trabajos como la causa primera del estrés en sus vidas, un 25% carece de capacidad para decidir su ritmo de trabajo, un 45% afirma que realiza tareas monótonas y un 44% carece de posibilidades de rotación. Un estudio de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo (1999) estimó que los costes que origina en la Unión Europea el estrés relacionado con el trabajo ronda los 20.000 millones de euros al año. Está claro que es un problema de salud pública y de manejo de recursos humanos

Podemos definir el estrés como toda demanda física o psicológica que se realice bajo presión. La ansiedad, reacción fisiológica frente a esta demanda, tiene como objeto garantizar la adaptación al estrés.

Debemos distinguir los conceptos de estrés y desafío. Mientras el desafío estimula y vigoriza mental y físicamente al sujeto el estrés le disminuye. Mientras el desafío facilita la adquisición de habilidades nuevas y el dominio de nuestros cometidos el estrés destruye lo aprendido. Superar el estrés no supone normalmente más que una victoria amarga. Por el contrario, superar un desafío conlleva relajación y satisfacción. Por eso un ambiente laboral con una tensión moderada constituye un ingrediente importante en el trabajo sano y productivo. Cuando el estrés es repentino y breve, nuestro cuerpo libera noradrenalina y adrenalina que incrementan de forma instantánea la atención y la capacidad asociativa así como la oxigenación de centros nerviosos y músculos. Además se liberan otras sustancias que aumentan la coagulabilidad de la sangre y disminuyen la percepción del dolor. Es decir, nos prepara eficazmente para la lucha o la huida. Cuando el estrés se prolonga en el tiempo, entran en escena el cortisol y otras las hormonas de estrés que facilitan una alerta permanente y duradera. Sin embargo, cuando esta situación se prolonga en exceso ocurre el colapso adaptativo y aparecen las enfermedades, la disminución del rendimiento, e incluso la aparición de conflictos en las relaciones personales.

Los elementos generadores de estrés se denominan estresores. Éstos son mayoritariamente exógenos (ruido, temperatura, contaminación-, dotación de material/personal inadecuada, exigencias irreales de rendimiento, plazos poco realistas, jornada laboral excesiva, insuficiente capacitación para el puesto, escaso fomento de la iniciativa/promoción personal, competitividad excesiva, conflicto/ambigüedad del puesto de trabajo, estructura poco participativa, falta de definición de tareas) pero en ocasiones pueden también derivar de nuestra propia idiosincrasia (falta de relaciones personales en el trabajo, dificultad de combinar la vida personal con la familiar y la laboral, falta de comunicación y apoyo social, personalidad rígida, alta autoexigencia, inseguridad, tendencias autoculpabilizadoras, etc.). Eso hace que lo que resulta estresante para una persona pueda no constituir un problema para otra.

La relación entre el estrés laboral y enfermedad es clara. Es sobradamente conocida su relación con las enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, isquemia miocárdica, arritmias), las afecciones musculoesqueléticas (fatigabilidad, contracturas musculares en espalda, dolores en miembros inferiores, cefaleas tensionales), gastrointestinales (acidez gástrica / gastralgia, trastornos de la motilidad intestinal), los trastornos cútáneos por hiperactividad del sistema inmune y la salud mental (depresión, insomnio, adicciones, ansiedad, sentimientos de vacío, agotamiento, fracaso, impotencia, baja autoestima, o de pobre realización personal, nerviosismo, inquietud, dificultad para la concentración, baja tolerancia a la frustración, y comportamientos paranoides y/o agresivos incluso psicosis reactivas). Se ha observado una diferencia entre géneros: mientras que los hombres muestran irritabilidad o agresividad e incurren en conductas adictivas, las mujeres muestran mayor propensión al retraimiento o la depresión. Por todas estas razones es importante aprender a manejar el estrés laboral pero para no cansar continuaremos en el post del próximo jueves.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

El síndrome de fatiga crónica, un trastorno todavía mal comprendido.

El Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica afecta a un 0,5-1% de la población general y supone un impacto tal que incapacita hasta a un 85% de los pacientes para desempeñar una actividad laboral normal. Cada vez es más clara la causa inflamatoria cerebral por infección y/o reacción autoinmune. Revisamos en este artículo esta patología, su tratamiento actual y sus posibles tratamientos futuros.

La cleptomanía, otro trastorno mental estigmatizado.

La cleptomanía es un trastorno que afecta a algo menos del 1% de la población y que sólo en España supone unos 250 millones de pérdidas al año por robos. El paciente roba impulsivamente objetos irrelevantes sin poderlo controlar para luego sentir una secuencia de paz inicial y vergüenza y culpa final que le llevan, con frecuencia, a la idea de suicidio y, eventualmente, a la tentativa de suicidio. Analizamos hoy este trastorno psiquiátrico que, sin embargo, con frecuencia es objeto de mofa y estigma.

Sentencia de la manada: ¿necesita la ley víctimas sobrenaturales?

La sentencia del juicio de la manada a movido todas las conciencias y no es para menos, es posible que la ley esté mal formulada por no tener en cuenta la verdadera naturaleza humana y estar basada en ideales que poco tienen que ver con nuestras limitaciones tan humanas. Analizamos hoy este conflicto y su solución.

Violadores en manada: dinámicas grupales y características clínicas.

Analizamos en este post las dinámicas que rigen las relaciones del grupo adolescente/joven adulto que pueden cristalizar en una violación de una mujer, las influencias culturales así como las características clínicas y en momento evolutivo de especial vulnerabilidad de sus miembros.

De brujas y demonios: Encefalitis por anticuerpos anti-NMDA.

Hoy abordamos la encefalitis por anticuerpos anti NMDA, una enfermedad autoinmune que provoca síntomas muy similares a los de la esquizofrenia y algunas formas de psicosis maniacas que fue descubierta por un neurólogo español en 2005. Analizamos qué destino pudieron tener estos pacientes antes de ser descubierta su enfermedad y cuantos de los pacientes que hoy están disgnosticados como esquizofrenias y bipolares pueden en realidad no serlo. Como ejemplo, introducidmos el sesgo de confirmación, un peligroso autoengaño que empleamos a diario.

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

Acepto las condiciones

6 + 5 =

Share

Pin It on Pinterest

Share This