EVALUACIÓN DE LA COMPETENCIA LEGAL

La competencia es la aptitud para tomar decisiones responsables y razonadas. Esta, puede estar comprometida en acciones de la vida diaria (asuntos económicos, de residencia, contratos, etc.) o en escenarios clínicos (decisiones sobre tratamientos o pruebas diagnósticas). Emana del principio de autonomía y de una relación médico-paciente horizontal y no paternalista.

Reconocida en la legislación española como parte del derecho a la información y libre elección del paciente, estamos obligados a determinarla, particularmente en demencias. La competencia es específica de cada tarea por lo que determinarla permitirá prevenir el declive físico y funcional y mejorar la calidad de vida relacionada con la salud.

El envejecimiento de la población y su competencia son factores que preocupan cada día más al sector sanitario y legal Diversos estudios han demostrado que la atención al paciente anciano mediante el modelo tradicional no permite un abordaje integral de cada caso. La evaluación de estos pacientes es compleja y precisa de una valoración de su estado de salud físico, funcional, social y mental. Las evidencias científicas y los expertos sanitarios coinciden en que la valoración integral es básica y fundamental en la priorización de problemas e intervención en la atención al anciano frágil y geriátrico.

Actualmente la población española mayor de 65 años representa un 17%. Naciones Unidas calcula que en 2050 España será el tercer país más envejecido del mundo con un 34,1% de población mayor de 65 años.

La correlación entre dependencia y envejecimiento es una preocupación continua para profesionales sanitarios, especialmente en aquellas personas mayores de 80 años.

Hola. Este contenido es propiedad de Grupo Doctor Oliveros. Si lo desea puede compartirlo entre sus amigos y redes sociales. ¡Muchas gracias!
Abrir el chat