Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Fobias raras (el interés de lo anecdótico)

hand-984170_1920  por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

 

 

Al hablar de las fobias es necesario precisar lo qué son pues es frecuente que se emplee el término de forma errónea. Como fobia simple entendemos un miedo a un objeto, ser vivo o fenómeno que es totalmente irracional, resulta ingobernable, causa una interferencia significativa con la actividad del sujeto y presenta las tres siguientes características (triada fóbica):

  • produce ansiedad con tan sólo imaginar exponernos al estímulo fóbico (ansiedad anticipatoria)
  • genera ansiedad intensa en el momento de la exposición o toma de contacto con el estímulo fóbico (ansiedad situacional).
  • induce en el sujeto a adopción de conductas que evitan la exposición fóbica (conductas de evitación).

  Erróneamente se denomina fobia a cualquier situación u objeto que resulta inaceptable para el sujeto desde un punto de vista moral o religioso como la homofobia (rechazo a la homosexualidad), xenofobia (desagrado por los extranjeros), islamofobia (denigración de lo islámico) o la negrofobia (rechazo racista a las personas de color). Es evidente que esta concepción queda fuera del concepto de trastorno fóbico pues no presenta la triada fóbica y no representa un problema tratable clínicamente.

Las fobias más frecuentes son:

  • Agorafobia (miedo a situaciones en las que no sea fácil huir como transportes públicos, grandes almacenes, autopistas etc., incluye la claustrofobia o miedo a lugares cerrados))
  • Fobia social o eritrofobia (miedo a la valoración negativa del otro)
  • Belenofobia (miedo a las agujas y los pinchazos)
  • Aerofobia (miedo a los aviones)
  • Amaxofobia (miedo a conducir)
  • Acrofobia (miedo a las alturas)
  • Nosofobia (miedo a las enfermedades, incluye la cancerofobia o miedo al cancer)
  • Tanatofobia (miedo a la muerte y a los muertos)
  • Astrofobia (miedo a fenómenos clímáticos como tormentas o rayos, también brontofobia, ceraunofobia)

 Según Freud, la fobia es el resultado del desplazamiento de un conflicto inaceptable sobre un estímulo del que uno se puede defender y que resulta menos inquietante. Eso explica que existan tantas fobias como uno pueda imaginar. Depende sólo de la estructura mental del sujeto que elija un estímulo fóbico u otro.  Sin embargo, ninguno de estos trastornos es diferente a otra fobia en sentido conceptual ni requiere un tratamiento diferencial.

El tratamiento siempre descansa en:

  • Terapia cognitivo conductual: emplea la exposición in vivo o virtual, visualización y la desensibilización sistemática.
  • Terapia dinámica: mediante un trabajo de instrospección identifica el conflicto desplazado sobre la fobia y ayuda al paciente a elaborarlo consiguiendo la remisión final de la fobia.

   Esto hace que las clasificaciones internacionales clasifiquen las fobias dependiendo del grado en que afectan al paciente en:

  • Fobia simple sea cual sea el objeto fóbico (aquella que el sujeto aísla permitiéndole llevar a cabo una vida casi normal)
  • Fobia generalizada (aquella que se extiende a la totalidad de la actividad del individuo limitando notablemente su funcionamiento).

  Como enumeramos más arriba, hay unas fobias que se presentan con más frecuencia en los pacientes y luego una infinidad de contenidos “raros” e infrecuentes en las fobias simples con “nombre propio” (las fobias raras) que, aunque suscitan la curiosidad de muchas personas, no tienen mayor interés del puramente anecdótico.

  Dentro de estos estímulos infrecuentes (fobias raras) destacaremos para finalizar las siguientes fobias según el estímulo fóbico (entre paréntesis el nombre específico):

A

  • abundancia (Plutofobia).
  • ácaros (Acarofobia).
  • acostarse (Clinofobia).
  • agujeros (Tripofobia).
  • ajos (Aliumfobia).
    alejarse del teléfono (Nomofobia).
  • algodón (Bambacofobia).
  • alumbrar a un bebé malformado (Teratofobia).
  • amanecer (Eosofobia).
  • amor (Filofobia).
  • amputaciones (Apotemnofobia).
  • árboles (Dendrofobia, Hilofobia).
  • atracción por otra persona (filofobia).

B

  • bacterias (Bacterofobia).
  • bañarse o lavarse (Ablutofobia).
  • barbas (Pogonofobia).
  • beso (Filemafobia).
  • bosques (Xilofobia).

C

  • caerse (Basofobia).
  • caminar (Ambulofobia).
  • campanas de iglesias (Simantrofobia).
  • cirugía (Tomofobia).
  • color blanco (Leucofobia).
  • colores (Cromofobia).
  • conocimiento (Epistemofobia).
  • crucifijos (Estaurofobia).
  • cruzar la calle (Agirofobia).

D

  • defecar (Ripofobia).
  • desnudez (Gimnofobia).
  • desiertos (Xerofobia).
  • desorden (Ataxofobia).
  • dinero (Crometofobia).
  • dolor (Algiofobia, Odinofobia).
  • dormir (Somniofobia).

E

  • embarazo (Maiesiofobia).
  • emitir mal olor (Bromidrosifobia).
  • emitir opiniones (Alodoxafobia).
    envejecer (Cronofobia).
  • erección masculina (Itifalofobia)
  • escribir (Grafofobia).
  • espejos (Eisoptrofobia)
  • espíritus (Pneumatofobia).
  • excrementos (Coprofobia, Escatofobia).

F

  • flores (Antofobia).

G

  • gatos (Ailurofobia, aelurofobia).
  • gusanos (Vermifobia).

H

  • hablar (Glosofobia).
  • hielo (Criofobia).
  • hilos, tejer (Linonofobia).
  • hombre (Androfobia).
  • homeless (Hobofobia).
  • hormigas (Mirmecofobia).

I

  • imperfección (Atelofobia).
  • infinito (Apeirofobia).
  • impotencia (Medolmacufobia).

L

  • lugares sagrados (Hagiofobia).
  • luna (Selenofobia).
  • lluvia (Ombrofobia).

M

  • mar (Talasofobia).
  • médicos (Iatrofobia).
  • menstruación (Menofobia).
  • mirada mantenida (Escopofobia, Escoptofobia).
  • mujeres (Ginefobia).
  • mujeres guapas (Caliginefobia, Venustrafobia).
  • multitudes (Demofobia).
  • muñecas (Pediofobia).
  • música (Melofobia, musicofobia).

N

  • niebla (Homiclofobia).
  • niños (Paidofobia).
  • noche, oscuridad (Nictofobia, acluofobia o escotofobia).
    novedades (Neofobia).
  • números (Aritmofobia).
  • número 13 (Triscaidecafobia).

O

  • objetos y personas situados a la derecha del propio cuerpo (Dextrofobia).
  • ojos (omatofobia).
  • ombligos (Omfalofobia).
  • orinar (Urofobia).

P

  • palabras largas (Hipopotomonstrosesquipedaliofobia).
  • palíndromos (palabras que se leen igual del derecho y del revés) (Aibofobia).
    parto, embarazo (Tocofobia).
  • patos (Anatidofobia).
  • payasos (Coulrofobia).
  • pecado (Hamartofobia).
  • pene (Falofobia).
  • pensar (Psicofobia).
  • pepinillos (Tursifobia).
  • perros (Cinofobia).
  • personas (Antropofobia).
  • piojos (Pediculofobia).
  • placer (Hedonofobia).
  • plumas (Pternofobia).
  • polvo (Amatofobia, Koniofobia).
  • profundidides (Batofobia) .
  • puentes (Gefirofobia).

R

  • reptiles (Herpetofobia).
    ríos (Potamofobia).
  • ruido (Fonofobia).
  • ruina (Atefobia).

S

  • sacerdotes (Hierofobia).
  • sangre (Hematofobia, hemofobia).
  • semen (Espermatofobia).
  • sentarse (Catisofobia).
  • sexo (Erotofobia).
  • soledad (Autofobia Alodoxafobia).
  • sombras (Esciofobia).
  • suegros (Socerafobia).

T

  • tartamudear (Pselismofobia). termitas (Isopterofobia).
  • trabajo (Ergofobia).
  • tragar, atragantarse (Fagofobia).

V

  • vacaciones (Heortofobia).
  • vacío, nada (Nihilofobia).
  • vejez (Gerascofobia, Gerontofobia).
  • velocidad (Tacofobia).
  • verduras (Lacanofobia).

vino (Oenofobia).


Pisquiatria adultos

Psicoterapia cognitivo-conductual

La psicoterapia cognitivo-conductual surge a principios del siglo XX siendo los precursores y autores más representativos Beck, Ellis, Bandura, Rehm entre otros. Su objetivo se centra en resolver problemas mentales del paciente mediante la evaluación, el análisis y el tratamiento a partir de la exploración del contenido del pensamiento del paciente (leer más).


Fobias: síntomas, tipos y tratamientoCaptura de pantalla (38) (video)

Las fobias constituyen uno de los trastornos psiquiátricos más comunes y quedan incluidas en los trastornos de ansiedad de las clasificaciones internacionales. Aunque afectan a casi una cuarta parte de la población general llegan a generar limitaciones importantes a menos de un 5% de los sujetos … (leer más)

 

 


 

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This