Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

La anulación, un mecanismo de defensa imprescindible en ocasiones

por Dr. Sergio OlivLa anulación, un mecanismo de defensa imprescindible en ocasioneseros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

La “anulación” es un mecanismo de defensa del yo por el cual la persona logra separar el sentimiento de una experiencia o recuerdo. Visto desde fuera puede llamar poderosamente la atención por dar al comportamiento una apariencia inhumana al estilo Robocop. Este mecanismo hace que el psicópata pueda matar a un niño sin pestañear, un médico de UVI mantenga la calma cuando tiene que salvar la vida a su paciente al borde de la muerte, un político corrupto desviar fondos públicos a su cuenta corriente mientras sonríe al electorado o un miembro de un grupo de operaciones especiales actuar con templanza en medio de un tiroteo en el que puede morir. Son conuctas que a ojos del observador externo pueden parecer más propias de un robot que de un ser humano porque implican una anulación del sentimiento que les sería propio. Recientemente leí un artículo en el diario El Mundo que reproduzco aquí en parte (la foto encabezaba el artículo) y que enlazo al final:

“La gente me suplica por este pasillo que no le mande de vuelta a sus países. Unas veces detienes a un criminal británico y otras a alguien que ha robado una gallina, porque en lugares como Polonia o Rumanía es delito. Pero yo no soy una ONG, ejecuto mi trabajo. Mi madre, que es argentina y un cachito de pan, me dice que cada vez parezco menos sensible. Hay familias que se quedan sin el cabeza económico porque lo deportamos y no pueden pagar la hipoteca. Niños que derivas a un centro de menores, sin apenas hablar español, porque has capturado a sus padres. No todo el mundo vale. Si te van a afectar las historias personales que hay detrás de cada expediente, este no es tu lugar».

A más de uno le habrán puesto los pelos de punta estas palabras. Es una entrevista realizada a una Inspectora de la Policía Nacional Española llamada Olga Lizana, el azote, al parecer, de la delincuencia en la Costa del Sol. Es indudable que en este planteamiento se vislumbran resonancias de la anulación como mecanismo de defensa y por eso resulta especialmente impactante. Como ella ve no es un trabajo que pueda realizar cualquiera, pero sin saberlo quizá, lo que afirma es que no puede realizarlo cualquiera cuya personalidad no contenga ese particular mecanismo de defensa. De otro modo no podría ya hacerlo bien si no ni siquiera hacerlo. Curiosamente los “malos” que ella persigue emplean ese mismo mecanismo y por eso, solo personas como ella están capacitadas para enfrentarse a ellos. La maravillosa película Mystic River de Clint Eastwood trataba este tema. Tres amigos de la adolescencia acababan en bandos contrarios, policía y mafia, donde sus rasgos comunes de personalidad añadían eficacia a sus cometidos contrarios.

Recuerdo que en mi primera guardia como adjunto recién terminada mi especialización coincidí con una residente para la que aquella era su primera guardia. En un instante entraron por la puerta un paciente esquizofrénico agitado e insultando al celador que le llevaba haciendo determinadas referencias a su madre, un enfermo maniaco también agitado y dando voces sujeto en una camilla y un alcohólico en plena tormenta de movimientos por un delirium tremens. El celador además agredía verbalmente al paciente que le insultaba pues su madre había muerto hacía una semana y, al parecer, estaba sensibilizado. Por si fuera poco, los familiares que acompañaban a cada paciente se mostraban muy inquietos y, a coro con las enfermeras, nos urgían a intervenir. La reacción de la residente fue sorprendente, de repente desapareció. Volvió al cabo de una hora cuando ya estaba todo resuelto portando unas galletas que había ido a buscar a la cafetería pues “quería aumentar la glucemia del alcohólico con alimentos dulces”. Es obvio que la situación superó su capacidad de adaptación y huyó presa del pánico. No creo que aquella residente sea ahora capaz de enfrentarse a pacientes en crisis. No tenía una personalidad adecuada. Seguramente se dedicará a la investigación o a una labor de gestión en la que no tenga que tratar pacientes.

Nuestra personalidad nos guía sin que seamos conscientes de nuestro poderoso condicionamiento inconsciente. No es casual que elijamos una determinada pareja o una determinada profesión. Somos “esclavos” en todo momento de nuestro inconsciente y sus mecanismos de defensa. Quizá sea ese el mayor atractivo de pasar por una experiencia psicoanalítica. Después uno se siente libre de sus condicionamientos internos y puede manejar mucho mejor las riendas de su vida.

http://www.elmundo.es/yodona/2014/02/21/5307b4f0268e3e4b2a8b4578.html

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This