Seleccionar página

La anulación, un mecanismo de defensa imprescindible en ocasiones

por Dr. Sergio OlivLa anulación, un mecanismo de defensa imprescindible en ocasioneseros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

La “anulación” es un mecanismo de defensa del yo por el cual la persona logra separar el sentimiento de una experiencia o recuerdo. Visto desde fuera puede llamar poderosamente la atención por dar al comportamiento una apariencia inhumana al estilo Robocop. Este mecanismo hace que el psicópata pueda matar a un niño sin pestañear, un médico de UVI mantenga la calma cuando tiene que salvar la vida a su paciente al borde de la muerte, un político corrupto desviar fondos públicos a su cuenta corriente mientras sonríe al electorado o un miembro de un grupo de operaciones especiales actuar con templanza en medio de un tiroteo en el que puede morir. Son conuctas que a ojos del observador externo pueden parecer más propias de un robot que de un ser humano porque implican una anulación del sentimiento que les sería propio. Recientemente leí un artículo en el diario El Mundo que reproduzco aquí en parte (la foto encabezaba el artículo) y que enlazo al final:

“La gente me suplica por este pasillo que no le mande de vuelta a sus países. Unas veces detienes a un criminal británico y otras a alguien que ha robado una gallina, porque en lugares como Polonia o Rumanía es delito. Pero yo no soy una ONG, ejecuto mi trabajo. Mi madre, que es argentina y un cachito de pan, me dice que cada vez parezco menos sensible. Hay familias que se quedan sin el cabeza económico porque lo deportamos y no pueden pagar la hipoteca. Niños que derivas a un centro de menores, sin apenas hablar español, porque has capturado a sus padres. No todo el mundo vale. Si te van a afectar las historias personales que hay detrás de cada expediente, este no es tu lugar».

A más de uno le habrán puesto los pelos de punta estas palabras. Es una entrevista realizada a una Inspectora de la Policía Nacional Española llamada Olga Lizana, el azote, al parecer, de la delincuencia en la Costa del Sol. Es indudable que en este planteamiento se vislumbran resonancias de la anulación como mecanismo de defensa y por eso resulta especialmente impactante. Como ella ve no es un trabajo que pueda realizar cualquiera, pero sin saberlo quizá, lo que afirma es que no puede realizarlo cualquiera cuya personalidad no contenga ese particular mecanismo de defensa. De otro modo no podría ya hacerlo bien si no ni siquiera hacerlo. Curiosamente los “malos” que ella persigue emplean ese mismo mecanismo y por eso, solo personas como ella están capacitadas para enfrentarse a ellos. La maravillosa película Mystic River de Clint Eastwood trataba este tema. Tres amigos de la adolescencia acababan en bandos contrarios, policía y mafia, donde sus rasgos comunes de personalidad añadían eficacia a sus cometidos contrarios.

Recuerdo que en mi primera guardia como adjunto recién terminada mi especialización coincidí con una residente para la que aquella era su primera guardia. En un instante entraron por la puerta un paciente esquizofrénico agitado e insultando al celador que le llevaba haciendo determinadas referencias a su madre, un enfermo maniaco también agitado y dando voces sujeto en una camilla y un alcohólico en plena tormenta de movimientos por un delirium tremens. El celador además agredía verbalmente al paciente que le insultaba pues su madre había muerto hacía una semana y, al parecer, estaba sensibilizado. Por si fuera poco, los familiares que acompañaban a cada paciente se mostraban muy inquietos y, a coro con las enfermeras, nos urgían a intervenir. La reacción de la residente fue sorprendente, de repente desapareció. Volvió al cabo de una hora cuando ya estaba todo resuelto portando unas galletas que había ido a buscar a la cafetería pues “quería aumentar la glucemia del alcohólico con alimentos dulces”. Es obvio que la situación superó su capacidad de adaptación y huyó presa del pánico. No creo que aquella residente sea ahora capaz de enfrentarse a pacientes en crisis. No tenía una personalidad adecuada. Seguramente se dedicará a la investigación o a una labor de gestión en la que no tenga que tratar pacientes.

Nuestra personalidad nos guía sin que seamos conscientes de nuestro poderoso condicionamiento inconsciente. No es casual que elijamos una determinada pareja o una determinada profesión. Somos “esclavos” en todo momento de nuestro inconsciente y sus mecanismos de defensa. Quizá sea ese el mayor atractivo de pasar por una experiencia psicoanalítica. Después uno se siente libre de sus condicionamientos internos y puede manejar mucho mejor las riendas de su vida.

http://www.elmundo.es/yodona/2014/02/21/5307b4f0268e3e4b2a8b4578.html

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La familia narcisista: una fábrica inagotable de neurosis experimentales.

Es fácil adivinar que escapar sano de una familia narcisista no es una tarea fácil. La mayor parte de los hijos desarrollan también una personalidad narcisista pero otros, con la llegada de la adolescencia y su exposición social a distintos credos y tendencias, reconocen su sometimiento e inician un lento proceso de independización y transformación. Analizamos hoy las peculiaridades de estos grupos familiares, su dinámca y sus consecuencias.

Depresión e infarto de miocardio: una peligrosa y descuidada asociación.

Después de una enfermedad con riesgo para la vida (cáncer, infarto de miocardio, etc.), la mayoría de pacientes va a presentar síntomas de depresión transitorios que mejoran espontáneamente. Sin embargo, en el infarto agudo de miocardio (IAM) una proporción considerable de pacientes tiene trastornos emocionales persistentes. Así, hasta un 45% de pacientes cumplirían criterios diagnósticos para depresión tras sufrir un IAM, y tres meses después, hasta un 33%.

Depresión: reciente entrevista realizada al Dr. Oliveros por Top Doctors.

La depresión sigue siendo un trastorno asociado a un gran sufrimiento y una elevada incomprensión. Difundir las claves para su reconocimiento es esencial para revertir esa situación. Hoy comenzamos el curso con una entrevista realizada por Top Doctors al Dr. Oliveros sobre este importante área.

Soledad y buenas vacaciones ¿una contradicción en términos?

Soledad y vacaciones enriquecedoras no son términos contradictorios como siempre tendemos a pensar. Analizamos en este post este problema que plantea el verano para muchos divorciados, desplazados, tímidos, deprimidos etc. que atrapados en su concepción negativa de la soledad pierden la oportunidad de crecer y alcanzar la felicidad.

Realice su consulta aquí: 

Acepto las condiciones

captcha

Share