Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

La importancia del vínculo materno en el desarrollo emocional y relacional

tongues-1031219_1920por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

  En el instante en que nacemos nuestra madre nos cubre con sus brazos, su sonrisa y su mirada y nos inviste con el manto imaginario del afecto. Es el momento en que establecemos uno de los vínculos más sólidos y duraderos que conoceremos en la vida, el apego a la madre. A partir de él comenzaremos el recorrido de un camino cómodo para encontrar nuestro lugar en el mundo y alcanzar el máximo desarrollo en el manejo de nuestros afectos que determinará nuestros patrones de relaciones afectivas, sociales y laborales.

   Sin embargo tal investimiento puede no llegar a producirse. Situaciones protagonizadas por una madre no empática, una madre enferma por depresión, una madre que no desea a su hijo o no le da la importancia que el hijo espera, van a traducirse en problemas con el apego y el vínculo. Tales problemas también pueden derivarse de los condicionantes genéticos del hijo, por supuesto.

  Pero ¿qué ocurre cuando el niño no experimenta este vínculo en las primeras etapas de su vida?

  El hecho ha sido investigado por científicos del Instituto Semel de Neurociencias y Comportamiento Humano de la Universidad de California Los Ángeles. El estudio revela que un núcleo del lóbulo temporal de cerebro, la amígdala, que procesa la memoria y las reacciones emocionales, puede ser el responsable del apego y las relaciones estrechas. Los investigadores compararon dos grupos de niños, unos se habían criado con sus padres biológicos mientras que otros lo habían hecho inicialmente en instituciones y luego con padres adoptivos. Analizaron la actividad de la amígdala cuando se les mostraba una foto de su padre y cuando se les mostraba la foto de un desconocido. Los niños que habían crecido junto a su familia biológica mostraban notables diferencias en la actividad eléctrica de su amígdala. Sin embargo eso no ocurría en los niños institucionalizados y luego adoptados. Éstos últimos mostraban una gran actividad cuando se exponían a la foto no sólo del padre adoptivo sino también del desconocido. Expresaban quizá así su orfandad y su necesidad de “padre”

  Es la primera vez que se encuentra un fundamento biológico a lo que en psicología denominamos la “amabilidad indiscriminada” y que se caracteriza por una necesidad de agradar a toda costa a extraños. Dicha actitud puede hacer incurrir al niño, adolescente o incluso adulto en exposiciones sociales potencialmente peligrosas o a establecer vínculos exageradamente íntimos con desconocidos que pueden explotarles de alguna manera. Quizá esto explique que los niños sirios desaparecidos en suelo europeo acudieran a la llamada seductora de los captores sin rechistar.

  En la preciosa, durísima y brutal película Slumdog millionaire se ilustra maravillosamente esta característica que lleva a los niños de la calle a caer en una cruel explotación a cargo de una organización mafiosa. La amabilidad indiscriminada es capaz de convertir al explotador más desalmado en el benefactor más bondadoso.

  Curiosamente la amabilidad indiscriminada se observa con frecuencia también en los pacientes afectos de trastorno límite de personalidad. Hasta que en una psicoterapia logran comprenderlo y modificarlo, estos pacientes con frecuencia se entregan desnudando su intimidad a desconocidos que lo único que hacen es sacar partido de su vulnerabilidad devolviéndoles a la soledad y el desamparo de los que pretendían huir.

  Una paciente muy querida y afecta de TLP que traté se acostaba con cualquier desconocido esperando que la quisiera después. Luego se sumía en un estado depresivo profundo cuando veía que ni siquiera le pedía su teléfono tras el encuentro sexual.

  Si, como adultos, nos vemos implicados en exceso en relaciones con desconocidos y luego nos arrepentimos, deberemos buscar el cambio a través de una experiencia psicoterapéutica. Algo anormal estará ocurriendo en nuestra amígdala pero solo la psicoterapia podrá cambiarlo

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This