Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

La pseudodemencia, una “demencia” reversible con frecuencia ignorada.

por Dra, Cristina Losada Pérez, Psiquiatra en Madrid (Grupo Doctor Oliveros)   

 

    “Pedro es un hombre de 68 años sin antecedentes médicos ni psiquiátricos de interés que acude a consulta por presentar una clínica de meses de evolución que consistente en fallos cognitivos principalmente al intentar recordar el nombre de las cosas (fallos nominativos), y de memoria reciente. Olvidaba decir “cuchillo” o “jarra”, por ejemplo, y cambiaba las palabras o se limitaba a señalarlo con el dedo. Todo había ocurrido desde el fallecimiento de su esposa. “Empecé́ con el ánimo más bajo, me gustaban mucho los sudocus y no quería saber nada de ellos. Ni siquiera salir de casa. Yo creo que estoy cogiendo Alzheimer. Los despistes han ido aumentando desde que mi mujer murió́; pedía un tenedor, pero en realidad quería una cuchara… “. La hija que le acompaña lo corrobora y comenta: “Está muy despistado, iba a la tienda y aparece en otro sitio… vamos para el supermercado y aunque vaya a por carne vuelve con leche”.

    Verónica describe un trastorno que imita o asemeja en casi todo a una demencia, pero que es producido por una causa psiquiátrica primaria reversible con tratamiento adecuado, generalmente un episodio depresivo mayor: la pseudodemencia.

¿Qué es la pseudodemencia? 

     El concepto de pseudodemencia fue acuñado en 1961 por el psiquiatra británico emigrado a Australia Dr. L.G. Kiloh, refiriéndose a un síndrome demencial sin proceso neuropatológico aparente, con enorme suma de pérdidas cognitivas, especialmente de memoria y atención, y también pérdidas del juicio, lo que se evidencia en actos absurdos, lenguaje disgregado, problemas para nombrar objetos y falta de destreza con las manos.

    Se caracteriza por ser mucho más prevalente en la tercera edad, aunque puede presentarse antes, y la mayoría de las veces es reversible con tratamiento. De ahí́ que algunos autores la hayan denominado “demencia tratable”. El diagnóstico diferencial entre demencia y pseudodemencia depresiva es eminentemente clínico, por lo que una historia clínica detallada por parte de un especialista sigue siendo la herramienta fundamental.

    La prevalencia de pseudodemencia en la población general mayor de 65 años se estima entre un 0.4 – 2.1 % y afecta significativamente a la calidad de vida de quienes la padecen. A nivel clínico se caracteriza por manifestaciones aparentemente físicas.

depresión senil

¿Cuáles son sus síntomas? 

   La abundancia de síntomas físicos afecta generalmente a su habilidad para pensar, concentrarse y tomar decisiones pudiendo confundir el cuadro con demencia, de ahí la importancia de la valoración y la realización de una aproximación diagnóstica por parte de un especialista en psicogeriatría.

   Los síntomas más frecuentes de la Pseudodemencia son:.

  • El paciente presenta un deterioro cognitivo, pero también síntomas depresivos. En los casos de demencia el paciente presenta una marcada apatía y aplanamiento afectivo.
  • El paciente presenta una afectación en sus funciones ejecutivas, enlentecimiento en el pensamiento, en el procesamiento y en el discurso. Sus movimientos también están enlentecidos.
  • Quejas subjetivas de pérdida de memoria, pudiendo identificar el inicio de esta perdida y cuáles son estos déficits. La memoria remota y la reciente suelen estar afectadas
  • Generalmente un paciente con demencia intentará disimular estos déficits de memoria o no será consciente de los mismos. Es más frecuente inicio pérdida memoria reciente mientras que la remota se conserva.
  • En los casos de pseudodemencia, existe una mejoría en la realización de baterías diagnósticas cuando se le dan ciertas pistas a los pacientes. Esto no ocurre en los casos de demencia.
  • En la pseudodemencia, la valoración por parte del especialista revela la existencia de un marcado componente afectivo y que el inicio del deterioro de sus habilidades cognitivas ha sido reciente. La valoración también revela que estos déficits han ocurrido de una forma relativamente rápida, y no hay evidencia de que estas personas hayan sufrido un accidente cerebrovascular reciente u otra condición que pueda explicar los síntomas.

 

    La pseudodemencia afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque mimetiza los síntomas de una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento adecuado siendo así vital su adecuada y rápida identificación.

 

¿Con qué otros trastornos podemos confundirlo? ¿qué trascendencia tendría este error? 

    En la consulta es importante que sepamos diferenciarlos del trastorno depresivo de inicio tardío en el anciano o depresión senil (no cursa con síntomas cognitivos importantes) y de los trastornos psicoemocionales orgánicos con sintomatología depresiva, en los cuales el deterioro cognitivo no es reversible como en la pseudodemencia y se asocian a cambios en el comportamiento y alteraciones en las funciones neurovegetativas y mentales.

   El diagnóstico diferencial con estos estados es esencial debido a las implicaciones terapéuticas, de pronóstico, personales y sociofamiliares. En muchos de los casos este diagnóstico diferencial puede resultar difícil, debido a las frecuentes comorbilidades que presentan entre ellos, o ser uno de ellos el estado previo para el desarrollo de una depresión mayor en el anciano o del inicio del deterioro cognoscitivo grave cómo es la demencia.

   Los trastornos orgánicos y psicoemocionales con síntomas depresivos son frecuentes en etapas tardías de la vida, su abordaje y tratamiento es crucial para la recuperación y mantenimiento de estilos de vida saludables evitando así el deterioro y la progresiva disfuncionalidad personal, familiar y social. 

¿Cómo podemos llegar al diagnóstico de pseudodemencia? 

   El estudio de los estados depresivos en el anciano y su relación con los procesos neurodegenerativos, constituyen un reto a nivel clínico que debe apoyarse siempre en los estudios neuropsicológicos, de neuroimagen y neurogenéticos.

     En los estudios de neuroimagen, se han evidenciado diferencias significativas entre la pseudodemencia, el deterioro cognitivo y los trastornos depresivos en el anciano. Estudios con SPECT (single photon emission computed tomography o tomografía computarizada por emisión de fotón único) objetivaron una significativa disminución del flujo sanguíneo cerebral a distintos niveles.

    El grupo de paciente con diagnóstico de demencia presentó una disminución del flujo cerebral a nivel de lóbulos frontal y temporal derecho y en ambos lóbulos parietales en comparación con individuos sanos. Sin embargo, aquellos pacientes con un diagnóstico de trastorno depresivo mostraron una disminución del flujo cerebral en lóbulo frontal izquierdo sólo en comparación con los individuos sanos. Los individuos que padecían pseudodemencia mostraron una disminución del flujo cerebral a nivel de ambos lóbulos parietales en comparación con individuos sanos y una disminución de flujo cerebral a nivel de lóbulo temporal derecho y ambos lóbulos parietales en comparación con individuos que presentan un trastorno depresivo.

   Aunque lo más frecuente es que los casos de pseudodemencia sean debidos a trastorno depresivos graves, también se han relacionado con depresiones leves-moderadas. Cuando el cuadro depresivo es tratado, la capacidades cognitivas de la persona vuelven a la normalidad en la mayoría de los casos.

¿Cuáles son las escalas más indicadas para el diagnóstico? 

   A nivel neuropsicológico se han desarrollado diferentes escalas que contribuirían a una aproximación diagnóstica de estos estados.  Entre las más conocidas contamos con:

  • 1.Mattis Dementia Rating Scale (MDRS): nos permite examinarla atención, la memoria reciente verbal y no verbal, las praxias, la abstracción y la perseveración.

  • 2.Cambridge Index of Mental Disorder in the Elderly (Camdex): sus principales objetivos serían objetivos de ajustar criterios clínicos para el diagnóstico de las diferentes enfermedades mentales, especialmente las demencias en ancianos y estandarizar el examen clínico de los trastornos mentales en pacientes geriátricos.

  • Escala de depresión geriátrica (GDS) o Cornell Scale for Depression in Dementia (CSDD).

   

¿En qué se basa su tratamiento más eficaz? 

   La pseudodemencia es una condición reversible, no obstante, el tratamiento puede ser tan complejo como el manejo de la demencia.

   En la mayoría de los ancianos con pseudodemencia depresiva su respuesta al tratamiento con medicamentos antidepresivos (casos más graves) y/o psicoterapias (casos menos graves o con elevado grado de neuroticismo) es favorable, en cuanto a los síntomas afectivos, con mejora de sus funciones cognoscitivas, dependiendo del estado base de sus procesos intelectuales antes de desarrollar la depresión.

    Es importante incidir sobre los factores que facilitaron el episodio para evitar recidivas futuras.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

Aspectos científicos de la adicción a la pornografía online, una revisión.

Hemos querido hacer una revisión compresible y científica sobre la adicción a la pornografía online ante la abundancia de material sesgado de escasa utilidad a los pacientes que existe en la web. En este post recogemos gran parte de los conocimientos actuales sobre el la distribución en la población, las causas, los mecanismos biológicos subyacentes, los síntomas y las alternativas terapéuticas más eficaces disponibles.

El trastorno esquizoide de personalidad: esos “raros” invisibles.

El Trastorno esquizoide de personalidad es un trastorno poco frecuente y de causa desconocida, cuyo aspecto nuclear es su ausencia casi total de vinculación con las relaciones humanas. Si no reciben ayuda, estos pacientes desarrollan su existencia en la más absoluta soledad y mueren sin haber conocido la intimidad o el afecto. Revisamos hoy sus características clínicas, subtipos, evolución y tratamiento.

Deporte y demencia: una nueva vía de prevención (y tratamiento).

Muchos estudios apuntan desde hace una década a que el ejercicio físico regular reduce el riesgo de aparición de demencia y que puede resultar muy útil en su tratamiento al haber demostrado que repercute en el incremento del volumen y la actividad de los centros de memoria cerebrales. Revisamos estos interesantes y trascendentes hallazgos por cuanto un medio barato y accesible para todos puede suponer una potente herramienta de prevención de la lacra de nuestro siglo, la demencia. .

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad

7 + 7 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This