Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Los verdaderos beneficios del altruismo (el verdadero).

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

   El término «altruismo» fue acuñado por el filósofo francés Auguste Comte en 1851 como el antónimo (opuesto) de egoísmo.  Se caracteriza por la entrega a los demás sin esperar recompensa aparente a cambio, e incluso a costa, de un desgaste personal en términos de tiempo, placer, energía o riesgo.

  Hace unos meses publiqué un post sobre el narcisismo oculto (enlazado más abajo) y su papel en el falso altruismo en sectores como la política, algunas ONG, la sanidad, la Iglesia etc. No es raro encontrar en estas poblaciones una minoría de sujetos que, bajo la apariencia de la ayuda desinteresada, sólo persiguen un beneficio personal evidente e inmediato en forma de votos, poder o dinero. Tras una cuidada hipocresía, esconden su intención de explotar al otro y un nada generoso oportunismo. 

   Hoy vamos a analizar la otra cara, los factores que motivan el altruismo verdadero. A pesar de que el altruismo contradice aparentemente la selección natural de Darwin pues promueve la supervivencia de los débiles, podemos observar gestos altruistas en prácticamente cualquier especie: una tortuga ayuda a otra a darse la vuelta cuando ha caído de espaldas, un perro arrastra a otro fuera de la carretera cuando ha sido atropellado etc. Como es lógico, las conductas de ayuda son especialmente características dentro de los grupos familiares. Sin embargo, en la naturaleza rompen esa barrera y se traducen en ayuda altruista a otros miembros de su especie o, incluso, a miembros de otras especies.

  Tanto la psicología conductista como la psicología evolucionista sostienen que si una conducta se produce y se mantiene es porque tiene una recompensa, nos procura bienestar o un mayor rendimiento reproductivo. ¿En qué nos puede beneficiar el altruismo?

  La etología (estudio de la conducta animal) ha observado algo que cuestiona la verdadera naturaleza altruista de esa conducta. Y es que algunos animales llegan a competir por ayudar a un semejante (vigilancia, alimentación etc.).  La conducta altruista cumpliría en ellos una función biológica pues mejora su posición dentro del grupo y, así, sus posibilidades de reproducción. Tiene así una recompensa.

  Además, el altruismo tiene un papel clave en la organización del grupo permitiendole funcionar como un organismo superior más fuerte y perdurable. Es algo que vemos en la naturaleza en poblaciones animales y vegetales  con claridad. En una manada de búfalos los más viejos y enfermos se sitúan por fuera facilitando su eventual captura por los depredadores dejando a salvo a los más jóvenes y activos sexualmente que permanecen en el interior.

 

Falso altruismo: la cara oculta del narcisismo

 

  Ubuntu es el nombre del sistema operativo Linux, libre y colaborativo, que está tomado de una palabra zulú de Sudáfrica que expresa el concepto “soy porque nosotros somos”: la mejor manera de que yo sobreviva es los que me rodean sobrevivan. En esta culturra, lo importante es pues la supervivencia, la organización y el bienestar del grupo, no del individuo. A pesar de la distancia, es un modelo de interacción altruista presente en muchos países asiáticos como Japón, Nepal, Indonesia, Corea, Camboya o Tailandia a través de la concepción budista de su existencia. Son conscientes de que somos una especie social que necesitamos la colaboración para conseguir objetivos que no podemos alcanzar por separado. No ocurre lo mismo en nuestro medio social occidental ferozmente individualista y marcado por el narcisismo que experimenta en los últimos años una tímida y progresiva transformación altruista (alta participación en el voluntariado, ayuda a refugiados, protección de los animales y ecosistemas etc.). No es extraño que fuera Thomas Hobbes, filósofo occidental, quien enunciara 1651 la frase “homo hominis lupus” (el hombre es un lobo para el hombre). Nadie duda ya de que, si la humanidad tiene algún futuro, estará fundamentado en el altruismo dentro y fuera de nuestra especie. 

  Hallazgos neurobiológicos sostienen que la conducta altruista persigue el propio bienestar pues se asocia a una hiperactividad del sistema opiode cerebral (endorfinas y encefalinas). Nos sentimos bien haciendo el bien por los demás. El altruismo podría tener así también una base adictiva como el deporte, algunos alimentos, la compañía de seres queridos o la actividad sexual. 

  Vemos que el altruismo verdadero beneficia, además de al débil, al individuo que lo ejerce sin explotar al otro. Pero, sobre todo, beneficia al grupo social al que pertenece porque se ve fortalecido. Es ahí donde el altruismo puede aportar una ventaja reproductiva frente a grupos sociales antagónicos (egoístas) y cumplir una función clave en la selección natural darwiniana.

  ¿Acaso estará esto tras el declive de occidente frente al colectivismo oriental? Todavía tenemos la oportunidad de cambiar si pensamos por nosotros mismos y no nos dejanos manipular por discursos mesiánicos falsamente altruistas.   

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

El síndrome de fatiga crónica, un trastorno todavía mal comprendido.

El Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica afecta a un 0,5-1% de la población general y supone un impacto tal que incapacita hasta a un 85% de los pacientes para desempeñar una actividad laboral normal. Cada vez es más clara la causa inflamatoria cerebral por infección y/o reacción autoinmune. Revisamos en este artículo esta patología, su tratamiento actual y sus posibles tratamientos futuros.

La cleptomanía, otro trastorno mental estigmatizado.

La cleptomanía es un trastorno que afecta a algo menos del 1% de la población y que sólo en España supone unos 250 millones de pérdidas al año por robos. El paciente roba impulsivamente objetos irrelevantes sin poderlo controlar para luego sentir una secuencia de paz inicial y vergüenza y culpa final que le llevan, con frecuencia, a la idea de suicidio y, eventualmente, a la tentativa de suicidio. Analizamos hoy este trastorno psiquiátrico que, sin embargo, con frecuencia es objeto de mofa y estigma.

La anorgasmia femenina: una muralla frente al placer

Nuestra Sexóloga Esther Fuentes nos introduce en este interesante video a las causas de la anorgasmia femenina y su papel y repercusión en la relación de pareja. Realiza así mismo una breve introducción a su abordaje terapéutico que en la mayoría de los casos es exitoso.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This