Seleccionar página
Website Malware Scan

Malos tiempos para la clínica

Malos tiempos para la clínica

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Hace unos días, nuestro pensante y admirado compañero Miguel, escribió en su blog Psiquiatría Pitiusa un interesante post sobre cómo actúa nuestro cerebro mientras leemos. Afirmaba que el cerebro “hace aproximaciones de lo que la masa de símbolos gráficos (el texto escrito) quiere decir. Vemos trocitos y lo que está en medio lo imaginamos. Así pues, cuando leemos primero imaginamos lo que vamos a leer, “deliramos” sobre el texto que estamos leyendo y, si tiene sentido lo imaginado con lo que vemos claro, seguimos adelante”.

Repasando ayer mi google reader distraídamente “leí” el título de una entrada que rezaba “Máxima presión clínica” pero cuando abrí el blog para leer la entrada completa me dí cuenta que el título era en realidad “Próxima sesión clínica”. Pensé que era una buena idea para mi primer post en este blog.

Fuera por el cansancio, la escasa iluminación, mi presbicia creciente o simplemente un lapsus del giro angular de mi cerebro, lo cierto es que como dice Miguel, deliré lo que leía pues para mí tenía sentido lo imaginado y eso me hizo añadir un contenido al título que le era completamente ajeno.

Hace dos meses he dado por terminado mi trabajo para la sanidad pública. Ha sido una decisión difícil que he debido ponderar muy despacio y a fondo. El sueldo apenas ha tenido peso evidentemente pues siempre ha sido el mayor acicate para salir corriendo. Quizá haya prolongado casi 20 años mi dedicación gratuita a los pacientes para devolver al estado la inversión que hizo pagándome parte de mi formación. También he intentado dar una atención de calidad a todo aquel que no podía costeársela por una convicción ideológica. Pero mi trabajo, inicialmente bonito y eficaz se ha ido tornando con el tiempo en la trinchera clínica que he tenido que abandonar. Factores como la “Próxima sesión clínica” (máxima presión asistencial), la mediocridad y desinterés de muchos responsables y gestores, la burocratización extrema, la terquedad (a veces cumpliendo criterios de sadismo) de muchos tribunales de la Seguridad Social que valoran la incapacidad laboral maltratando a muchos pacientes psiquiátricos para encontrar a ese maldito 5% de IT”s fraudulentas que les obsesiona, la falta de inversiones, la querulancia de algunos pacientes que no entienden que el queso es para todos y que es el médico quien tiene que repartirlo, la falta de expectativas profesionales y una larga lista de otras consideraciones que quizá haga en otro blog, me han llevado a abandonar el ámbito público.

Se ha escrito mucho recientemente cómo la reducción de sueldos en las administraciones públicas puede condicionar en los próximos meses una fuga de talentos hacia la actividad privada. No es mi caso. Ni por el talento (se me ha supuesto pero no soy consciente de tenerlo) ni por la reducción de sueldo. Como muchos otros compañeros lo que me ha animado a salir son otros factores. El más importante: la idea de que el único cambio sanitario que se puede estimar a corto y medio plazo es que empeore.

El exministro de sanidad Bernat Soria daba hace unos días 5 años de supervivencia a la sanidad pública como si se confirmara su cáncer inexorable. El exconsejero de sanidad de Madrid Juan José Güemes promulgó hace poco la conveniencia de que la administración deje la sanidad en manos privadas. Ambos han sido gestores de la sanidad pública. ¿No os parece que algo huele muy mal?. Pero, en medio de tanto hedor, ¿no sería mejor que alguien pensara más en los médicos, las enfermeras, el personal administrativo etc cuya actividad laboral no dista mucho de la de los soldados en una trinchera?.

Soy exfumador pero me sigue gustando el olor del tabaco. Quizá tenga una tendencia a seguir apreciando lo que dejo. Por eso apoyaré, ya desde fuera, a todos los compañeros que siguen en la brecha animados por su romanticismo y su entrega.

De momento voy a intentar pedir a los amigos de Golpes Bajos una canción que se titule “Malos tiempos para la clínica”. Al menos cantando se ahogarán algunas penas en la trinchera.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

El síndrome de fatiga crónica, un trastorno todavía mal comprendido.

El Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica afecta a un 0,5-1% de la población general y supone un impacto tal que incapacita hasta a un 85% de los pacientes para desempeñar una actividad laboral normal. Cada vez es más clara la causa inflamatoria cerebral por infección y/o reacción autoinmune. Revisamos en este artículo esta patología, su tratamiento actual y sus posibles tratamientos futuros.

La cleptomanía, otro trastorno mental estigmatizado.

La cleptomanía es un trastorno que afecta a algo menos del 1% de la población y que sólo en España supone unos 250 millones de pérdidas al año por robos. El paciente roba impulsivamente objetos irrelevantes sin poderlo controlar para luego sentir una secuencia de paz inicial y vergüenza y culpa final que le llevan, con frecuencia, a la idea de suicidio y, eventualmente, a la tentativa de suicidio. Analizamos hoy este trastorno psiquiátrico que, sin embargo, con frecuencia es objeto de mofa y estigma.

Sentencia de la manada: ¿necesita la ley víctimas sobrenaturales?

La sentencia del juicio de la manada a movido todas las conciencias y no es para menos, es posible que la ley esté mal formulada por no tener en cuenta la verdadera naturaleza humana y estar basada en ideales que poco tienen que ver con nuestras limitaciones tan humanas. Analizamos hoy este conflicto y su solución.

Violadores en manada: dinámicas grupales y características clínicas.

Analizamos en este post las dinámicas que rigen las relaciones del grupo adolescente/joven adulto que pueden cristalizar en una violación de una mujer, las influencias culturales así como las características clínicas y en momento evolutivo de especial vulnerabilidad de sus miembros.

De brujas y demonios: Encefalitis por anticuerpos anti-NMDA.

Hoy abordamos la encefalitis por anticuerpos anti NMDA, una enfermedad autoinmune que provoca síntomas muy similares a los de la esquizofrenia y algunas formas de psicosis maniacas que fue descubierta por un neurólogo español en 2005. Analizamos qué destino pudieron tener estos pacientes antes de ser descubierta su enfermedad y cuantos de los pacientes que hoy están disgnosticados como esquizofrenias y bipolares pueden en realidad no serlo. Como ejemplo, introducidmos el sesgo de confirmación, un peligroso autoengaño que empleamos a diario.

La soledad maligna, un problema de salud pública en crecimiento.

Recientemente Theresa May nombró a Tracey Crouch Secretaria de Estado para la Soledad. Podría parecer una excentricidad británica pero obedece a un problema real: la soledad maligna. Una “enfermedad” que afecta a un 25% de la población y que pone en riesgo su vida. Analizamos hoy este fenómeno propio de las sociedades modernas occidentales y su relación recíproca con la enfermedad mental.

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

Acepto las condiciones

15 + 10 =

Share

Pin It on Pinterest

Share This