Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Organizaciones neuróticas

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, PsiquOrganizaciones neuróticasiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Hace unos años una paciente acudió a mi consulta presentando un importante cuadro de ansiedad. Unas semanas antes había cambiado de trabajo y estaba convencida que había errado en su elección. En su primer día de trabajo vió cómo su jefe salía de su despacho portando una silla que lanzaba sobre la secretaría tras insultarla ante la indiferencia de las personas presentes. Tras esquivar el impacto de la silla, la secretaria dijo a su jefe: “Porque no me has dado, que si no te ibas a enterar, ¡cabrón!”. En un instante la paciente supo que había caído en una organización neurótica en la que no sobreviviría y que su única salida era la renuncia a su puesto de trabajo lo que le generaba una importante ansiedad por las dificultades que iba a encontrar al buscar un nuevo empleo. Afortunadamente encontró pronto otro trabajo lo que produjo una mejoría definitiva de sus síntomas.

De la misma manera que existen personalidades neuróticas, la agregación del mismo perfil de personalidad en una organización, especialmente en el plano directivo, genera lo que se ha denominado en la última década las organizaciones neuróticas, poseedoras de una dinámica unánime pero desviada de la normalidad.

Este tipo de enfermedad relacional en el marco laboral genera una dinámica en la que los las personas de la organización con la personalidad predominante van a ver todo con normalidad, pero en el momento que se incorpore una persona con una forma de ser diferente va a sufrir  estrés por no poder ver con normalidad el funcionamiento, no poder integrarse en el grupo y, con frecuencia, sufrir el acoso de sus compañeros y superiores por no hacer las cosas de acuerdo a “la ley” de la organización. Este fenómeno queda maravillosamente descrito en la última película de Scorsese en la que Leonardo Di Caprio hace uno de los papeles de su vida.

Hace poco, se ha publicado un trabajo en el British Psychological Society’s Journal of Occupational and Organizational Psychology en el que investigadores de la University of South Australia,  Michelle y  Annabelle Neall, revisando las publicaciones mundiales entre 1987 and 2012 han encontrado que el acoso laboral se da con mucha más frecuencia en organizaciones neuróticas que en organizaciones sanas donde puedan producirse diferencias entre dos de los miembros.

Hoy se acepta que hay al menos cinco tipos de organización neurótica:

  1. Organización Dramática: Son organizaciones hiperactivas, impulsivas y asumen frecuentemente riesgos importantes. Los directivos toman decisiones de forma emocional fiándose de su intuición o siguiendo sus impulsos. Nunca analizan las situaciones antes de decidir. Es la neurosis organizativa de la empresa del personaje encarnado por Leonardo Di Caprio en “El lobo de Wall Street”. La dirección de la empresa no suele estar vertebrada con los subordinados y actúa de forma caprichosa e independiente de éstos. No tienen estrategia ni consideran los movimientos de la competencia. Solo siguen sus impulsos. En este tipo de neurosis organizativa predominan las personalidades narcisista, borderline e histriónica.
  2. Depresiva: Caracterizadas por la inactividad, falta de confianza, ortodoxia radical y control burocrático exhaustivo. Todo se realiza de forma automática y se desprecia la iniciativa, la empresa casi se dirige sola, carece de verdaderos líderes. Carece de estrategia y de objetivos. Es característica de los entornos institucionales.
  3. Compulsiva: En ella lo más importante es prever y programar rutinas así como evitar la improvisación. Siguen minuciosos rituales de funcionamiento. Cuenta también con rigurosos mecanismos de vigilancia pero no son persecutorios como en la organización paranoide pues persiguen el control mismo. La estructura es más piramidal que en la paranoide y todas las interacciones están rigurosamente regladas y protocolizadas. Su política siempre va orientada al largo plazo por lo que resultan poco adaptables a las variaciones. Sus miembros comparten rasgos obsesivo-compuslivos de personalidad.
  4. Paranoide: Son organizaciones maniqueas en las que los “buenos” están dentro y los “malos” fuera. Controlan férreamente a sus empleados y las actividades de éstos. Cuentan con medios para espiar las comunicaciones y mantienen un nivel de hiperalerta permanente para prevenir amenazas que procedan de fuera.  La estructura está muy jerarquizada y su funcionamiento es vertical. Son empresas que reaccionan a las iniciativas de la competencia pero tienen pocas ideas propias. Su funcionamiento es lento y denso y va dirigido a reducir los riesgos derivados de una excesiva exposición externa. Es característica de las sectas. Sus miembros comparten rasgos paranoides de personalidad.
  5. Esquizoide: Es la única en la que hay un verdadero vacío en la dirección. El líder actúa defendiéndose del entorno al percibirlo como una fuente de malestar por lo que optan por el aislamiento. Suele afectar al plano directivo por lo que los subordinados suelen luchar para ocupar la porción de poder que queda desierta con el objeto de satisfacer sus propias ambiciones y necesidades. La organización carece de objetivos y estrategias. La dinámica en centrípeta, solo se mira hacia dentro ignorándose el exterior.

Dado que este tipo de organizaciones no vive sus síntomas como algo anómalo nunca cabe pensar que tengan la más mínima necesidad de cambiar por lo que si alguna persona sana o con una personalidad neurótica incompatible cae en una de estas empresas, la única salida que le queda es, como a la paciente que traté, salir lo antes posible.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

El trastorno esquizoide de personalidad: esos “raros” invisibles.

El Trastorno esquizoide de personalidad es un trastorno poco frecuente y de causa desconocida, cuyo aspecto nuclear es su ausencia casi total de vinculación con las relaciones humanas. Si no reciben ayuda, estos pacientes desarrollan su existencia en la más absoluta soledad y mueren sin haber conocido la intimidad o el afecto. Revisamos hoy sus características clínicas, subtipos, evolución y tratamiento.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This