Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

¿Psicoterapia o psicofármacos?

por Dr. Sergio OlivPsicoterapia o psicofármacoseros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

La cuestión sobre si es mejor tratar una enfermedad mental con un fármaco o con psicoterapia se remonta al origen de ambas disciplinas. Durante décadas ha habido pronunciamientos en uno y otro sentido sin el más mínimo fundamente científico y guiados más por necesidades creenciales que por conocimientos científicos.
Y es que no es sencillo encontrar profesionales que entiendan que tanto si se actúa mediante un fármaco o mediante una psicoterapia, lo que estamos haciendo es actuar sobre el mismo cerebro. Una psicoterapia fue modificar el consumo de glucosa en determinadas regiones nerviosas y un psicofármaco puede hacer ver la realidad de una manera nueva. Si se ha proclamado que una aproximación es superior no se debe a otra cosa distinta al desconocimiento y la falta de formación. Todos sabemos que el dogmatismo emana de la ignorancia.

Recientemente un equipo multinacional procedente de las Universidades de Munich, Oxford, Ioannina, Illinois y Londres ha realizado un trabajo recién publicado en el JAMA Psychiatry que ha podido establecer criterios clarificadores en lo referente a esta cuestión. (http://archpsyc.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1865002)

Un metaanálisis es un estudio que suma muchos estudios comparables por características de los enfermos estudiados, diagnósticos, metodología etc de manera que multiplicando el número de pacientes alcanza certidumbres imposibles de alcanzar de otro modo. Los datos que arrojan estos estudios son indiscutibles, evidencias en otras palabras. Y ha sido la metodología empleada por estos investigadores. Han recogido estudios y metaanálisis de toda la literatura publicada sobre farmacoterapia y psicoterapia frente a placebo, farmacoterapia frente a psicoterapia y su combinación frente a cualquiera de las dos por separado. Analizaron un total de 45.233 estudios, 61 de ellos metaanálisis, sobre un total de 21 trastornos mentales. La muestra incluye a un total de 137.126 pacientes. Los resultados observados son que la terapia individual frente a placebo es algo superior al tratamiento farmacológico frente a placebo si bien cuando se comparan una frente a otra no ofrecen grandes diferencias salvo en el abandono del tratamiento, mayor en los estudios con psicofármacos.

Muchos tratamientos psicofarmacológicos y psicoterapéuticos son eficaces. Sin embargo hay una diferencia esencial. Los fármacos alivian mucho más rápido los síntomas pero no previenen las recaídas en tratamientos inferiores a 12-18 meses mientras que la psicoterapia tarda más en conseguir resultados pero reduce las recaídas a largo plazo en la mayoría de los casos.

Debemos concluir que los fármacos complementan a la psicoterapia. Pero de la misma manera que pueden cometerse disparates psicofarmacológicos pueden llevarse a cabo psicoterapias sin estructura ni contenido. Ambas aproximaciones van a cronificar al paciente causándole problemas que no tenía al empezar el tratamiento (terapias interminables, dependencias de psicofármacos, efectos secundarios etc). Por eso es importante seleccionar bien al profesional antes de depositar nuestra salud en sus manos.

Cuando terminé mis seis años de estudios en medicina y mis 4 años de formación como psiquiatra comprobé que mis conocimientos, esencialmente psicoframacológicos hasta el momento, no me permitían ayudar a un 40% de los pacientes acudían a mi consulta. Me di cuenta que los fármacos no resolvían ni mucho menos todo lo que se me solicitaba.
Eso me obligó a completar mis conocimientos con una larga formación psicoterapéutica que hube de costear por mí mismo dado que el estado no lo había considerado necesario en mi formación como psiquiatra. No hubiera podido tener mi conciencia tranquila de otro modo y gracias a eso pude tratar con garantías a casi el 100% de los pacientes que solicitaban mi ayuda.

Lamentablemente la mayoría de los psiquiatras carecen de toda formación psicoterapéutica y lo mismo ocurre con los psicólogos respecto a los conocimientos más elementales sobre psicofarmacología. Ojalá esto pueda cambiar pronto, de otra manera el perjuicio que se está generando al paciente psiquiátrico por ignorancia y/o dogmatismo de los profesionales es enorme y puede prolongarse innecesariamente.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

La realidad tras la terapia de conversión o reparativa en la homosexualidad.

Discutimos los conocimientos actuales sobre el origen de la homosexualidad y su papel en la evolución del grupo humano, así como un análisis de la llamada terapia de conversión o reparativa y de su nula fiabilidad científica y de cómo ha sido descartada por su carácter pseudocientífico por estar basado en principios tan sólo religiosos carentes de toda conexión con la ciencia.

La pseudodemencia, una “demencia” reversible con frecuencia ignorada.

    La pseudodemencia es un trastorno depresivo que afecta a un 0,4 -2,1% de la población mayor de 65 años y, aunque e presenta como una demencia, es perfectamente reversible con un tratamiento antidepresivo adecuado. Su detección y, sobre todo, su diferenciación de otros procesos irreversibles de deterioro cognitivo es de vital importancia para un tratamiento precoz y eficaz.

Adicción al Fortnite ¿la nueva reina de las todas adicciones a los videojuegos?.

Un juego con 250 millones de usuarios, una compañía valorada en 8000 millones de dolares, hablamos de Fortnite el videojuego más adictivo en sentido estricto, un problema para muchas familias que ven cómo sus hijos abandonan sus estudios y sus relaciones sociales y familiares, incluso su higiene, alimentación o sueño. La reina de las adicciones a los videojuegos que, sin embargo, cuenta con un tratamiento eficaz.

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales., su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Share

Pin It on Pinterest

Share This