Seleccionar página
Website Malware Scan

¿Psicoterapia o psicofármacos?

por Dr. Sergio OlivPsicoterapia o psicofármacoseros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

La cuestión sobre si es mejor tratar una enfermedad mental con un fármaco o con psicoterapia se remonta al origen de ambas disciplinas. Durante décadas ha habido pronunciamientos en uno y otro sentido sin el más mínimo fundamente científico y guiados más por necesidades creenciales que por conocimientos científicos.
Y es que no es sencillo encontrar profesionales que entiendan que tanto si se actúa mediante un fármaco o mediante una psicoterapia, lo que estamos haciendo es actuar sobre el mismo cerebro. Una psicoterapia fue modificar el consumo de glucosa en determinadas regiones nerviosas y un psicofármaco puede hacer ver la realidad de una manera nueva. Si se ha proclamado que una aproximación es superior no se debe a otra cosa distinta al desconocimiento y la falta de formación. Todos sabemos que el dogmatismo emana de la ignorancia.

Recientemente un equipo multinacional procedente de las Universidades de Munich, Oxford, Ioannina, Illinois y Londres ha realizado un trabajo recién publicado en el JAMA Psychiatry que ha podido establecer criterios clarificadores en lo referente a esta cuestión. (http://archpsyc.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1865002)

Un metaanálisis es un estudio que suma muchos estudios comparables por características de los enfermos estudiados, diagnósticos, metodología etc de manera que multiplicando el número de pacientes alcanza certidumbres imposibles de alcanzar de otro modo. Los datos que arrojan estos estudios son indiscutibles, evidencias en otras palabras. Y ha sido la metodología empleada por estos investigadores. Han recogido estudios y metaanálisis de toda la literatura publicada sobre farmacoterapia y psicoterapia frente a placebo, farmacoterapia frente a psicoterapia y su combinación frente a cualquiera de las dos por separado. Analizaron un total de 45.233 estudios, 61 de ellos metaanálisis, sobre un total de 21 trastornos mentales. La muestra incluye a un total de 137.126 pacientes. Los resultados observados son que la terapia individual frente a placebo es algo superior al tratamiento farmacológico frente a placebo si bien cuando se comparan una frente a otra no ofrecen grandes diferencias salvo en el abandono del tratamiento, mayor en los estudios con psicofármacos.

Muchos tratamientos psicofarmacológicos y psicoterapéuticos son eficaces. Sin embargo hay una diferencia esencial. Los fármacos alivian mucho más rápido los síntomas pero no previenen las recaídas en tratamientos inferiores a 12-18 meses mientras que la psicoterapia tarda más en conseguir resultados pero reduce las recaídas a largo plazo en la mayoría de los casos.

Debemos concluir que los fármacos complementan a la psicoterapia. Pero de la misma manera que pueden cometerse disparates psicofarmacológicos pueden llevarse a cabo psicoterapias sin estructura ni contenido. Ambas aproximaciones van a cronificar al paciente causándole problemas que no tenía al empezar el tratamiento (terapias interminables, dependencias de psicofármacos, efectos secundarios etc). Por eso es importante seleccionar bien al profesional antes de depositar nuestra salud en sus manos.

Cuando terminé mis seis años de estudios en medicina y mis 4 años de formación como psiquiatra comprobé que mis conocimientos, esencialmente psicoframacológicos hasta el momento, no me permitían ayudar a un 40% de los pacientes acudían a mi consulta. Me di cuenta que los fármacos no resolvían ni mucho menos todo lo que se me solicitaba.
Eso me obligó a completar mis conocimientos con una larga formación psicoterapéutica que hube de costear por mí mismo dado que el estado no lo había considerado necesario en mi formación como psiquiatra. No hubiera podido tener mi conciencia tranquila de otro modo y gracias a eso pude tratar con garantías a casi el 100% de los pacientes que solicitaban mi ayuda.

Lamentablemente la mayoría de los psiquiatras carecen de toda formación psicoterapéutica y lo mismo ocurre con los psicólogos respecto a los conocimientos más elementales sobre psicofarmacología. Ojalá esto pueda cambiar pronto, de otra manera el perjuicio que se está generando al paciente psiquiátrico por ignorancia y/o dogmatismo de los profesionales es enorme y puede prolongarse innecesariamente.

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!



Acepto las condiciones


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

El síndrome de fatiga crónica, un trastorno todavía mal comprendido.

El Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica afecta a un 0,5-1% de la población general y supone un impacto tal que incapacita hasta a un 85% de los pacientes para desempeñar una actividad laboral normal. Cada vez es más clara la causa inflamatoria cerebral por infección y/o reacción autoinmune. Revisamos en este artículo esta patología, su tratamiento actual y sus posibles tratamientos futuros.

La cleptomanía, otro trastorno mental estigmatizado.

La cleptomanía es un trastorno que afecta a algo menos del 1% de la población y que sólo en España supone unos 250 millones de pérdidas al año por robos. El paciente roba impulsivamente objetos irrelevantes sin poderlo controlar para luego sentir una secuencia de paz inicial y vergüenza y culpa final que le llevan, con frecuencia, a la idea de suicidio y, eventualmente, a la tentativa de suicidio. Analizamos hoy este trastorno psiquiátrico que, sin embargo, con frecuencia es objeto de mofa y estigma.

La anorgasmia femenina: una muralla frente al placer

Nuestra Sexóloga Esther Fuentes nos introduce en este interesante video a las causas de la anorgasmia femenina y su papel y repercusión en la relación de pareja. Realiza así mismo una breve introducción a su abordaje terapéutico que en la mayoría de los casos es exitoso.

Sentencia de la manada: ¿necesita la ley víctimas sobrenaturales?

La sentencia del juicio de la manada a movido todas las conciencias y no es para menos, es posible que la ley esté mal formulada por no tener en cuenta la verdadera naturaleza humana y estar basada en ideales que poco tienen que ver con nuestras limitaciones tan humanas. Analizamos hoy este conflicto y su solución.

Diferencias entre TOC y T. Obsesivo Compulsivo de Personalidad.

La proximidad de sus denominaciones (tan sólo se diferencian en “de personalidad”) así como el solapamiento aparente de algunos de sus síntomas hace que TOC y Trastorno obsesivo compulsivo de personalidad se confundan con cierta frecuencia a pesar de que se trata de trastornos muy distintos en su naturaleza, tratamiento y pronóstico. Analizamos hoy sus diferencias etiológicas, clínicas, terapéuticas y pronósticas

 Contacto


 

Email:

[email protected]

 

Teléfono:
+34910052201

 

Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 

 Horario


 

Lunes a viernes:
10.00 - 20:00

 

Sábados y Domingos:
Cerrado

 

Sellos de calidad


 

 Formulario de Contacto


 

Acepto las condiciones

12 + 11 =

Share

Pin It on Pinterest

Share This