Psiquiatra para Vigorexia en Madrid

Grupo Doctor Oliveros es un centro de Psiquiatría y Psicología de máxima calidad. El equipo está formado por psiquiatras, neurólogos y psicólogos, grandes profesionales que suman muchos años de experiencia en las distintas áreas de salud mental. Este equipo multidisciplinar y complementario ofrece al paciente un tratamiento eficaz y personalizado. El éxito de Grupo Doctor Oliveros se debe al tratamiento que ofrece a sus pacientes a partir de la unión de la psiquiatría y la psicoterapia; ofrecen tratamientos biológicos eficaces y fundamentados en la medicina de la evidencia. Los profesionales del centro están continuamente incorporando nuevas técnicas y estando al día de enfermedades de salud mental desconocidas o que no se encuentran reconocidas por el manual psiquiátrico.

El psiquiatra para vigorexia en Madrid nos habla del complejo de Adonis 

Como nos explica el Dr. Sergio Oliveros Calvo (psiquiatra para vigorexia en Madrid) existen enfermedades de salud mental que, pese a no estar reconocidas oficialmente por los manuales psiquiátricos, cada vez es mas frecuente y genera un malestar en la persona afectada, similar a lo que se genera en otras enfermedades como la anorexia nerviosa. La bigorexia (del inglés “big”, grande), también llamada anorexia inversa, trastorno dismórfico muscular, dismorfia muscular o vigorexia en los países hispanohablantes, tiene su origen en los estudios realizados en la década de los 90 por el psiquiatra Dr. Harrison G. Pope en el McLean Hospital de la Universidad de Harvard. La dismorfobia y la anorexia nerviosa forman el conjunto de trastornos mentales caracterizados por la alteración de la imagen corporal. El ejemplo utilizado para comparar la vigorexia, bigorexia (sí con B) como define el Dr. Sergio Oliveros Calvo (psiquiatra para vigorexia en Madrid) con la anorexia nerviosa es por estar situadas en extremos opuestos de esta alteración. Una persona con un problema de bigorexia sentirá rechazo por su cuerpo al mirarse al espejo. Los pacientes ven su cuerpo de una forma diferente a cómo lo percibimos los demás, con una distorsión que es irreductible a cualquier argumentación lógica. No son conscientes de sufrir un trastorno. La anorexia y vigorexia tienen muchas características similares como la preocupación constante por lo que comen, la obsesión por el aspecto físico, la distorsiona del esquema corporal, la dependencia a la báscula, la atención excesiva a las comidas, las calorías y los nutrientes que se ingieren, la autobservación, pesarse varias veces al día, la supresión de grasas, entre muchos otros rituales. Desde el año 2000, la vigorexia es conocida como “complejo de Adonis”, por la leyenda griega en la que Adonis era el ideal de belleza masculina. Los estudios de algunos autores Muñoz y Martínez (2007) centrados en investigar los trastornos de alimentación dieron nombre al trastorno de vigorexia al ver que no se trataba de un trastorno alimentario sino de un trastorno somatomorfo. El trastorno somatomorfo se define como el conjunto de síntomas físicos que sugieren un trastorno físico para el cual no hay ninguna causa orgánica demostrable a través de los mecanismos fisiológicos conocidos, y para el cual existe una fuerte evidencia o presunción de que dichos síntomas están ligados a factores o conflictos psicológicos (Gallego y Herrera; 2010).

En ocasiones también se compara la vigorexia con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), ya que las personas tienen conductas obsesivas compulsivas y pensamientos recurrentes sobre su imagen.

Causas de la vigorexia

Los profesionales de la salud mental de Grupo Doctor Oliveros concluyen que no existe una causa determinada del trastorno de vigorexia. El Dr. Oliveros (psiquiatra para vigorexia en Madrid) explica que son varios los factores que influyen en el desarrollo del trastorno. Se reconoce que existe una gran influencia cultural que desde pequeños hemos vivido todos.  Los dibujos animados, los príncipes y princesas, las muñecas y muñecos son todos y todas figuras de cuerpos delgados, musculosos y esbeltos.  El físico de estos héroes imaginados siempre ha estado asociado al éxito, el triunfo, la conquista, el amor… La creencia social de que un cuerpo delgado, musculoso y bonito facilita la aceptación de las personas, la autoestima y el éxito sexual es muy extendida por todos. Al igual, que la multitud de mensajes directo e indirectos que recibimos a lo largo del día sobre la vida sana, el ejercicio y el cuidado por nuestro cuerpo.  Pero, el factor cultura no hace que todos suframos el trastorno de vigorexia, por lo que las últimas evidencias destacan la influencia de anomalías genéticas y cerebrales como posibles causas especificas.  Podría existir una alteración de las neuronas que predispone a la persona a evaluar la masa muscular de otras personas (vigorexia) y el mismo tipo de alteración en neuronas que evalúan la cantidad de grasa en personas que sufren anorexia. 

Es frecuente que pacientes con vigorexia hayan padecido anteriormente: 

  • Trastorno de alimentación (sobre todo anorexia).
  • Trastorno obsesivo compulsivo. 
  • Depresión mayor.
  • Fobia social.
  • Violencia doméstica durante la infancia.
  • Relación poco satisfactoria con la madre.
  • Escaso amor propio desde la adolescencia.
  • Rasgos específicos de personalidad (obsesivos, narcisistas, histriónicos).
  • Bullying durante el colegio.

¿Qué síntomas del trastorno identifica el psiquiatra para vigorexia en Madrid?

La vigorexia, tal y como nos ha definido el psiquiatra para vigorexia en Madrid, es un tipo de trastorno dismórfico corporal (TDC). Las personas que sufren este trastorno viven obsesionadas con su cuerpo y sus pensamientos van dirigidos a su apariencia física la mayor parte del día. La ansiedad y el malestar es una sensación constante debido a las comparaciones permanentes con el ideal de belleza. Las personas con vigorexia están sometidas a un conjunto de síntomas que deterioran su calidad de vida en todos los ámbitos y puede llegar a tener consecuencias negativas como la depresión. 

El signo más característico de la bigorexia, tal y como nos indica el Dr. Oliveros es el ejercicio físico compulsivo, pero también comparte la mayoría de las adicciones comportamentales de los trastornos obsesivos y las adicciones químicas. El psiquiatra para vigorexia en Madrid, nos explica como el paciente con vigorexia presenta una imagen corporal distorsionada, que le hace sufrir un conjunto de síntomas característicos de la enfermedad: 

  • Dedicar muchas horas a incrementar su masa muscular incluso si se siente débil.
  • Realizar ejercicio compulsivo, no puede controlar la necesidad de realizarlo y si se ve privado sufre ansiedad, irritabilidad, no puede dormir y malestar.
  • Autobservación de su cuerpo de manera intensa.
  • En los hombres con vigorexia les preocupa el tamaño de su pene, su estatura y la posible caída de pelo.
  • Sufren hipertrofia muscular.
  • Autoimagen corporal débil y sin formas masculinas suficientes.
  • Comparar su cuerpo constantemente con otros cuerpos ideales. 
  • Dejar de ingerir grasa y sobrecargar la dieta de proteínas.
  • Consumir anabolizantes para ganar peso y masa muscular.
  • Ser inseguro, con poco amor propio y tener frecuentes cambios de humor. 
  • Intentar evitar que otras personas vean su cuerpo por la falta de confianza.
  • Llevar a cabo dietas extremas.
  • Dejar de lado actividades sociales, afectivas y laborales.
  • Experimentar frecuentes síntomas depresivos, de desprecio hacia su cuerpo e ideas de suicidio.

Como dato a destacar, los especialistas de salud mental nos informan que el 50-100% de los casos de vigorexia consumen o han consumido alguna vez esteroides anabólicos, para conseguir un aumento de masa muscular. Los esteroides anabólicos son derivados sintéticos de la testosterona, provocan una sobre-estimulación en las células de proteína y genera un desarrollo de las capacidades físicas (fuerza y resistencia). trastorno dimorfico muscular, El paciente con vigorexia siente un gran incremento muscular y de la fuerza, lo que les permite levantar más peso y lograr una hipertrofia más significativa a corto plazo. Además, suelen sustituir comidas de alimentos con suplementos que hacen que la persona pierda nutrientes. El Dr. Olivares recomienda acudir lo antes posible al psiquiatra para vigorexia en Madrid de Grupo Doctor Oliveros, ya que el ejercicio excesivo y el consumo continuado de anabolizantes suele tener consecuencias negativas serias:

  • Alteraciones endocrino-metabólicas: aumento del vello, masculinización y alteraciones menstruales en la mujer; acné, disfunción eréctil, atrofia testicular, ginecomastia, oligoespermia y mayor propensión al cáncer de próstata en el hombre. 
  • Lesiones hepáticas por exceso de proteínas: aumento de enzimas hepáticas, hematoma, ictericia colestásica. 
  • Mayor riesgo cardiovascular por sobrecarga: hipertensión arterial, hipertrofia cardiaca, hipercolesterolemia (aumento del colesterol total y de LDH, y disminución del HDL) e hipertrigliceridemia; retención de líquidos. 
  • Alteraciones renales. 
  • Alteraciones inmunológicas.
  • Alteraciones psíquicas y del comportamiento: es frecuente el aumento de la agresividad, de los trastornos afectivos (depresión, ansiedad, hipomaniaca) y de los síntomas psicóticos en estos pacientes. 
  • Deformaciones óseas y problemas osteoarticulares por la hipertrofia y el exceso de masa muscular: esguinces, desgarros musculares, disminución de la agilidad, cierre precoz de las epífisis. 

Tratamiento para vigorexia 

Las personas con un problema de vigorexia que llegan a Grupo Doctor Oliveros suelen mostrarse muy resistentes al tratamiento y sentirse juzgadas, por lo que el Dr. Sergio Olivares Calvo (psiquiatra para vigorexia en Madrid) nos comenta, que el tratamiento de estos pacientes requiere una solida alianza terapéutica y la creación de seguridad y aceptación en el encuadre terapéutico. Es importante transmitir al paciente que no se persigue la suspensión del ejercicio sino adecuarlo a sus necesidades reales. Como nos han indicado los expertos y sabiendo que los principales factores que desencadena el trastorno de vigorexia son culturales, sociales y educativos, el tratamiento se centrará en modificar la perspectiva del paciente. Por lo tanto, se proporciona una transición progresiva hacia una dieta más saludable procurando evitar la coerción y la violencia. El entorno familiar y afectivo cumple una función muy importante en su recuperación. El psiquiatra para vigorexia en Madrid de Grupo Doctor Oliveros subraya la necesidad de disminuir el entusiasmo y la ansiedad por la práctica deportiva intensa, consiguiendo que su interés se dirija a otras actividades menos nocivas para el cuerpo.

El Dr. Oliveros (psiquiatra para vigorexia en Madrid) nos aclara, el hecho de desear la imagen corporal ideal no implica necesariamente que la persona padezca algún trastorno de salud mental, pero sí es importante controlar el desarrollo de sus actividades físicas, ya que podríamos decir que existe cierta propensión a padecer vigorexia. El tratamiento de elección es la terapia cognitiva-conductual, es la que goza de mayor popularidad y la que ofrece las máximas garantías. 

Los psiquiatras y psicólogas del Grupo Doctor Oliveros aplican la terapia cognitiva conductual a los pacientes con vigorexia, para que sean conscientes de cómo sus creencias y sus comportamientos están dañando su calidad de vida y obstaculizando su propio bienestar. Con la terapia cognitiva conductual aplicada se modifican los pensamientos irracionales y las conductas. Para lograr los cambios se utilizan distintas técnicas como es el entrenamiento en habilidades sociales o la reestructuración cognitiva, entre muchas otras.

El empleo de medicación será apropiado en casos de rigidez de pensamiento del paciente y la presencia de trastornos comórbidos. Con los fármacos como la clomipramina, fluoxetina, sertralina o citalopram se obtienen muy buenos resultados. 

¿Qué pautas para prevenir la vigorexia recomienda el Dr. Oliveros, psiquiatra para vigorexia en Madrid? 

Algunas personas pueden identificar algunos de los síntomas mencionados o reconocer tener pensamientos recurrentes similares a los que nos ha descrito el Dr. Oliveros Calvo (psiquiatra para vigorexia en Madrid) por lo que es muy importante asistir a un especialista de salud mental si creemos tener algún trastorno o alarma sobre nuestro comportamiento. Los expertos de Grupo Doctor Oliveros nos dan algunas claves para ayudarnos a prevenir el trastorno de vigorexia

  • Iniciar una dieta, seguir unos hábitos de vida saludable, realizar ejercicio, querer tener una imagen física atractiva…no es patológico, pero si comenzamos a obsesionarnos con el tema, tenemos que solicitar ayuda de inmediato. Es la única manera de frenar a tiempo y no dañar nuestro bienestar emocional y psicológico. 
  • Realizar ejercicio es muy saludable y proporciona múltiplex benéficios, además de hacernos sentir eufóricos. Pero si sientes, que cada vez necesitas dedicar más horas a practicar ejercicio, te recomendamos reducir progresivamente las horas empleadas en el entrenamiento y sustituirlas por otro tipo de actividades gratificantes.
  • Unas de las claves que mejor funciona a la hora de prevenir un trastorno de vigorexia es cuidar y rodearse de personas, para compartir nuestro tiempo de ocio con ellas. 
  • Las conductas hablan por sí solas. Una persona que comienza a desarrollar un problema de vigorexia tendrá cambios en sus conductas muy llamativos. Las personas de su entorno podrán observar como se aísla socialmente, pasa muchas horas entrenando, critica su cuerpo, cambia sus hábitos de alimentación…si te encuentras en una situación parecida, ten en cuenta que identificar cualquier signo a tiempo puede ayudar a esa persona.
error: Content is protected !!
Pedir cita