Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Refugiados huérfanos: alimento para la enfermedad y las mafias.

 children-63175_1920Dra. Isabel González Villalobos, Psiquiatra Infantil en Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

  A principios de año se nos informó que había unos 10.000 niños huérfanos refugiados que habían desaparecido a manos de las mafias de tráfico de órganos y de prostitución infantil. Un hecho a todas luces desgarrador que mereció y merece mucha más atención de la que recibió.

   Hoy queremos analizar, comprender mejor y dar a conocer esta gravísima situación. No olvidemos que muchos niños que viven cerca de nosotros, que pertenecen a familias desestructuradas y viven bajo la amenaza permanente malos tratos y negligencia, sufren las mismas consecuencias.

  Cuando estos niños alcanzan por fin un refugio lo hacen en un estado de gran vulnerabilidad siendo frecuente detectar en ellos los siguientes síntomas:

  • Tristeza.
  • Fobias.
  • Miedo.
  • Conmoción, estado disociativo.
  • Soledad.
  • Desamparo.
  • Inseguridad.
  • Angustia.
  • Insomnio.
  • Desesperanza.
  • Desnutrición. 
  • Infecciones.

   Hay muchas ONG´s actuando en esta población tan vulnerable pero ellas mismas reconocen que no pueden cubrir todas las necesidades para ofrecer a todos estos niños el entorno estable y tranquilo que necesitan.

La experimentación de situaciones traumáticas es mucho más intensa en los niños, y mucho más si carecen de la protección de un adulto

   Los problemas psicológicos que pueden desarrollar con el tiempo son:

  • Trastornos fóbicos.
  • Depresión.
  • Trastornos del sueño.
  • Estado de permanente hiperalerta.
  • Irritabilidad.
  • Agitación/ explosiones de rabia.
  • Conducta desestructurada, autoagresiva u oposicionista.
  • Retraimiento social.  
  • Terrores nocturnos/insomnio.
  • T. estrés post traumático. 
  • Juegos repetitivos relacionados con el trauma. 
  • Falta de concentración.

  Debemos destacar que la experimentación de situaciones traumáticas es mucho más intensa en los niños, y mucho más si carecen de la protección de un adulto, debido a la conciencia de indefensión en que se encuentra tanto en el plano físico como mental.

 Es complejo establecer un protocolo uniforme de medidas de resocialización de estos menores pues va a depender de su edad, estado físico, las vivencias pasadas, la presencia de hermanos etc. En cualquier caso es fundamental facilitarles un entorno estable, seguro, en el que puedan establecerse y comenzar una nueva etapa en su vida, siempre teniendo en cuenta las vivencias que han tenido y sin dar la espalda a su pasado, ya que forma parte de su biografía.  Lo más conveniente es una familia de acogida. Es importante que todos los miembros de la familia conozcan la situación en la que llegan estos niños, y sean conscientes de las dificultades de adaptación que se pueden encontrar. Deberían conocer qué es un trauma y cómo se puede ayudar a estos niños a hacerle frente. Ellos van a ser el nuevo entorno para este niño, y deberían ser capaces de identificar cuando algo no va bien, distinguir entre lo que es esperable y lo que no para, llegado el momento, poder solicitar la ayuda de un especialista. 

   Hoy queremos recordar a los 10.000 niños que vivíeron sin disponer del afecto, los cuidados o la protección de sus padres y que probablemente acabaron transformados, en la más abosluta indefensión y silencio, en meras mercancías de lucro por las mafias.

   Vemos que el problema de los niños refugiados huérfanos es muy grave y requiere nuestra intervención. No podemos mirar a otro lado. Podemos ayudar y gestionar la acogida de uno de estos niños a través de las siguientes ONG´s:

ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This