Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página
Website Malware Scan

Soledad y buenas vacaciones ¿una contradicción en términos?

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Etiquetas: Vacaciones, soledad, familias disfuncionales, divorcio, depresión, síndrome postvacacional.

  El verano es la oportunidad que todos esperamos para disfrutar y reponernos a fondo del desgaste del trabajo y demás obligaciones. Las vacaciones nos hacen ricos en lo que durante el resto del año nos falta: el tiempo

   Nuestras largas jornadas de trabajo, cuando lo tenemos, hacen que, en general, limitemos nuestra vida social al ámbito laboral mermando lo que dedicamos a amigos e, incluso, a familia. Suplimos su calor con la superficialidad, distancia y frialdad de las redes sociales. Por eso, para la mayoría las vacaciones son el momento de la comunicación con la familia y amigos, del placer y el descanso. Del contacto directo con el otro y con la naturaleza.

   Sin embargo, en algunos las vacaciones pueden convertirse en un tormento, una fuente de frustración, angustia y tristeza.

Workoholics, vacaciones y soledad

   Hay personas que viven todo el año atrincheradas en sus rutinas (trabajo, gimnasio, estudio, lectura etc.) defendiéndose del afecto y el contacto real con los demás. Cuando llegan las vacaciones, se enfrentan descarnadamente al vacío emocional que su trabajo anestesia como una droga el resto del tiempo. Son los workoholics o adictos al trabajo y suponen un 8% de la población general. Personas que no saben disfrutar del tiempo libre (acaso incluso de la libertad), de la iniciativa improvisada típica de las vacaciones, del placer o del contacto real con los amigos.

   Pero no son las únicas personas para las que las vacaciones pueden ser un problema. Vivimos en una sociedad guiada por dos máximas: “Ser felices y tener muchos amigos”. Hace poco resumía este hecho en Twitter el coach Alfonso Alcántara (@Yoriento) en su crítica a las perogrulladas de las pseudoterapias (que suscribimos): “Psicología positiva en tres segundos: no te sientas mal, siéntete bien”. Las personas solitarias, desplazadas, divorciadas, deprimidas, tímidas, introvertidas o, sencillamente, poco sociables tienen un serio problema si son examinados con este prisma. A ellos destinamos este post.

   Exponemos sin recato fotografías de nuestra intimidad en las redes sociales con nuestras mejores sonrisas y escenarios. Bailamos los éxitos musicales que han sido expresamente diseñados para divinizar la felicidad. Devoramos libros de autoayuda en lugar de pedirla a quien puede dárnosla. Ser feliz es obligatorio hoy, aunque lo seamos tan sólo en la imaginación.

Síndrome postvacacional

   Sin embargo, llegadas las vacaciones, esa obligación adquiere mucho mayor peso en el solitario, especialmente por la presión de las redes sociales. De hecho, su desarrollo ha creado una doble realidad.

   Por un lado, el mundo real que conocemos y habitamos, con sus luces y sus sombras, su ruido y su belleza, sus placeres y sus sinsabores. La realidad que todos compartimos, estemos acompañados o no.

   Pero por otro, vivimos en un mundo paralelo de avatares virtuales creado por las redes sociales en el que nos obstinamos en vivir y donde queremos realizar alucinatoriamente nuestros deseos. Una droga mucho más extendida y dura que el trabajo para los workoholics, que lesiona sin clemencia al solitario. Mientras contempla la pantalla, envidia y admira a las personas acompañadas que exhiben su felicidad y sus vidas perfectas oportunamente retocadas con Photoshop. Un escenario en el cual el solitario ve más alejado aún su horizonte de compañía. En esta cultura de la realidad paralela, durante las vacaciones, y viviendo en un mundo en el que todos parecen tener con quien estar, la persona que se encuentra sola vive sus propios sentimientos de aislamiento con un mayor desgarro. Como escribía Lope de Vega:

“Con esta envidia que digo

y lo que paso en silencio,

a mis soledades voy,

de mis soledades vengo”.

   Pero la lista de alérgicos a las vacaciones es aún más amplia. No podíamos olvidar a los que mantienen relaciones disfuncionales con su familia y amigos durante todo el año. Amparándose en el trabajo, los amigos, etc., logran aplazar el choque hasta las vacaciones. Sin embargo, como ocurre en Navidad, al llegar el verano, estas personas sufren una sobredosis de exposición desnuda al conflicto, lo que se traduce en que agosto sea el mes en el que se registra un máximo en las demandas de divorcio.

La soledad y la felicidad

   La soledad puede resultar emocionalmente dolorosa cuando es inevitable o cuando no sabemos gestionarla. Las personas solitarias tienden, a menudo, a dejarse llevar por visiones pesimistas y derrotistas de la vida y las relaciones humanas. Como varios estudios han demostrado ya, la soledad también puede tener efectos negativos sobre la salud, tanto física (enfermedades cardiovasculares y neurológicas como el Alzheimer) como psicológica (depresión).

   Pero hay un aspecto clave: las vacaciones en soledad no implican infelicidad en absoluto. Es bueno aprender a estar bien a solas. La compañía de los demás es importante pero no imprescindible para sentirse pleno. A menudo pensamos que no podemos irnos de viaje solos y nos embarcamos en vacaciones con compañías no deseadas que acabamos detestando o encontrando aburridas.

   Cuando realmente decidimos abandonar nuestra zona de confort, nos permitimos abrirnos a experiencias nuevas, positivas e inesperadas. Aquellos que han viajado solos seguro podrán refrendar esta afirmación.

   Muchos de mis pacientes han logrado culminar la salida de una crisis tras una ruptura o una vida desdichada pasando unas vacaciones solos. La experiencia ha actuado como un control de calidad exitoso del tratamiento previo. Pero ha sido el primer paso de una nueva orientación en sus vidas que les ha dado muchos más frutos que sus opciones previas.

   Es importante adentrarse en el afrontamiento de la soledad pues, desde ella, la libertad y la madurez se alcanzan con más facilidad. No es siempre más feliz el que está acompañado sólo por estarlo. El que sabe estar consigo mismo puede elegir (si quiere) mejor a su compañero de viaje, conseguirá una mayor solidez y durabilidad en la relación y reorientará su vida en la línea de la libertad y la independencia 

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Las claves para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

La personalidad pasivo-agresiva, un grave desafío al equilibrio.

Aunque no conocemos con exactitud la prevalencia de los rasgos pasivo-agresivos de personalidad, sabemos que se trata de unas características extendidas en la población, algo más frecuentes en las mujeres, y qu egeneran en el plano relacional, especialmente la pareja y el equipo de trabajo, unas complicaciones que suelen conllevar a la ruptura (divorcio/despido) si no se tratan a tiempo. Analizamos hoy esta peculiar personalidad, sus subtipos y su tratamiento.

El síndrome de fatiga crónica, un trastorno todavía mal comprendido.

El Síndrome de fatiga crónica o encefalomielitis miálgica afecta a un 0,5-1% de la población general y supone un impacto tal que incapacita hasta a un 85% de los pacientes para desempeñar una actividad laboral normal. Cada vez es más clara la causa inflamatoria cerebral por infección y/o reacción autoinmune. Revisamos en este artículo esta patología, su tratamiento actual y sus posibles tratamientos futuros.

La cleptomanía, otro trastorno mental estigmatizado.

La cleptomanía es un trastorno que afecta a algo menos del 1% de la población y que sólo en España supone unos 250 millones de pérdidas al año por robos. El paciente roba impulsivamente objetos irrelevantes sin poderlo controlar para luego sentir una secuencia de paz inicial y vergüenza y culpa final que le llevan, con frecuencia, a la idea de suicidio y, eventualmente, a la tentativa de suicidio. Analizamos hoy este trastorno psiquiátrico que, sin embargo, con frecuencia es objeto de mofa y estigma.

La anorgasmia femenina: una muralla frente al placer

Nuestra Sexóloga Esther Fuentes nos introduce en este interesante video a las causas de la anorgasmia femenina y su papel y repercusión en la relación de pareja. Realiza así mismo una breve introducción a su abordaje terapéutico que en la mayoría de los casos es exitoso.

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This