Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Seleccionar página

Soledad y buenas vacaciones ¿una contradicción en términos?

por Dr. Sergio Oliveros Calvo, Psiquiatra Madrid (Grupo Doctor Oliveros)

Etiquetas: Vacaciones, soledad, familias disfuncionales, divorcio, depresión, síndrome postvacacional.

  El verano es la oportunidad que todos esperamos para disfrutar y reponernos a fondo del desgaste del trabajo y demás obligaciones. Las vacaciones nos hacen ricos en lo que durante el resto del año nos falta: el tiempo

   Nuestras largas jornadas de trabajo, cuando lo tenemos, hacen que, en general, limitemos nuestra vida social al ámbito laboral mermando lo que dedicamos a amigos e, incluso, a familia. Suplimos su calor con la superficialidad, distancia y frialdad de las redes sociales. Por eso, para la mayoría las vacaciones son el momento de la comunicación con la familia y amigos, del placer y el descanso. Del contacto directo con el otro y con la naturaleza.

   Sin embargo, en algunos las vacaciones pueden convertirse en un tormento, una fuente de frustración, angustia y tristeza.

Workoholics, vacaciones y soledad

   Hay personas que viven todo el año atrincheradas en sus rutinas (trabajo, gimnasio, estudio, lectura etc.) defendiéndose del afecto y el contacto real con los demás. Cuando llegan las vacaciones, se enfrentan descarnadamente al vacío emocional que su trabajo anestesia como una droga el resto del tiempo. Son los workoholics o adictos al trabajo y suponen un 8% de la población general. Personas que no saben disfrutar del tiempo libre (acaso incluso de la libertad), de la iniciativa improvisada típica de las vacaciones, del placer o del contacto real con los amigos.

   Pero no son las únicas personas para las que las vacaciones pueden ser un problema. Vivimos en una sociedad guiada por dos máximas: “Ser felices y tener muchos amigos”. Hace poco resumía este hecho en Twitter el coach Alfonso Alcántara (@Yoriento) en su crítica a las perogrulladas de las pseudoterapias (que suscribimos): “Psicología positiva en tres segundos: no te sientas mal, siéntete bien”. Las personas solitarias, desplazadas, divorciadas, deprimidas, tímidas, introvertidas o, sencillamente, poco sociables tienen un serio problema si son examinados con este prisma. A ellos destinamos este post.

   Exponemos sin recato fotografías de nuestra intimidad en las redes sociales con nuestras mejores sonrisas y escenarios. Bailamos los éxitos musicales que han sido expresamente diseñados para divinizar la felicidad. Devoramos libros de autoayuda en lugar de pedirla a quien puede dárnosla. Ser feliz es obligatorio hoy, aunque lo seamos tan sólo en la imaginación.

Síndrome postvacacional

   Sin embargo, llegadas las vacaciones, esa obligación adquiere mucho mayor peso en el solitario, especialmente por la presión de las redes sociales. De hecho, su desarrollo ha creado una doble realidad.

   Por un lado, el mundo real que conocemos y habitamos, con sus luces y sus sombras, su ruido y su belleza, sus placeres y sus sinsabores. La realidad que todos compartimos, estemos acompañados o no.

   Pero por otro, vivimos en un mundo paralelo de avatares virtuales creado por las redes sociales en el que nos obstinamos en vivir y donde queremos realizar alucinatoriamente nuestros deseos. Una droga mucho más extendida y dura que el trabajo para los workoholics, que lesiona sin clemencia al solitario. Mientras contempla la pantalla, envidia y admira a las personas acompañadas que exhiben su felicidad y sus vidas perfectas oportunamente retocadas con Photoshop. Un escenario en el cual el solitario ve más alejado aún su horizonte de compañía. En esta cultura de la realidad paralela, durante las vacaciones, y viviendo en un mundo en el que todos parecen tener con quien estar, la persona que se encuentra sola vive sus propios sentimientos de aislamiento con un mayor desgarro. Como escribía Lope de Vega:

“Con esta envidia que digo

y lo que paso en silencio,

a mis soledades voy,

de mis soledades vengo”.

   Pero la lista de alérgicos a las vacaciones es aún más amplia. No podíamos olvidar a los que mantienen relaciones disfuncionales con su familia y amigos durante todo el año. Amparándose en el trabajo, los amigos, etc., logran aplazar el choque hasta las vacaciones. Sin embargo, como ocurre en Navidad, al llegar el verano, estas personas sufren una sobredosis de exposición desnuda al conflicto, lo que se traduce en que agosto sea el mes en el que se registra un máximo en las demandas de divorcio.

La soledad y la felicidad

   La soledad puede resultar emocionalmente dolorosa cuando es inevitable o cuando no sabemos gestionarla. Las personas solitarias tienden, a menudo, a dejarse llevar por visiones pesimistas y derrotistas de la vida y las relaciones humanas. Como varios estudios han demostrado ya, la soledad también puede tener efectos negativos sobre la salud, tanto física (enfermedades cardiovasculares y neurológicas como el Alzheimer) como psicológica (depresión).

   Pero hay un aspecto clave: las vacaciones en soledad no implican infelicidad en absoluto. Es bueno aprender a estar bien a solas. La compañía de los demás es importante pero no imprescindible para sentirse pleno. A menudo pensamos que no podemos irnos de viaje solos y nos embarcamos en vacaciones con compañías no deseadas que acabamos detestando o encontrando aburridas.

   Cuando realmente decidimos abandonar nuestra zona de confort, nos permitimos abrirnos a experiencias nuevas, positivas e inesperadas. Aquellos que han viajado solos seguro podrán refrendar esta afirmación.

   Muchos de mis pacientes han logrado culminar la salida de una crisis tras una ruptura o una vida desdichada pasando unas vacaciones solos. La experiencia ha actuado como un control de calidad exitoso del tratamiento previo. Pero ha sido el primer paso de una nueva orientación en sus vidas que les ha dado muchos más frutos que sus opciones previas.

   Es importante adentrarse en el afrontamiento de la soledad pues, desde ella, la libertad y la madurez se alcanzan con más facilidad. No es siempre más feliz el que está acompañado sólo por estarlo. El que sabe estar consigo mismo puede elegir (si quiere) mejor a su compañero de viaje, conseguirá una mayor solidez y durabilidad en la relación y reorientará su vida en la línea de la libertad y la independencia 

¡Reciba nuestros artículos en su correo electrónico!


ÚLTIMOS POSTS DE ESTA SECCIÓN

Violencia y enfermedad mental ¿Mito o realidad? Un análisis científico.

Recientes acontecimientos han vuelto a poner en boca de todos el temor a la enfermedad mental como fuente de conductas criminales. Madre de Godella, asesino del “tupper” etc. Analizamos en este post los datos epidemiológicos sobre la violencia en los enfermos mentales, su incidencia real en los delitos con resultado de muerte, su incidencia como víctimas, un detalle que con frecuencia olvidamos y que es muy relevante estadísticamente, y, sobre todo, la falta de una legislación que obligue a los pacientes graves a tratarse ambulatoriamente, presente en otros países occidentales y ausente en el nuestro, y que podría reducir o eliminar las muertes causadas por enfermos mentales por completo.

Instagram sin filtros, su impacto real en la salud mental del usuario.

Instagram es la red social de moda, alcanzando el pasado verano más de un billón de usuarios activos en todo el mundo. En España, con más de 12 millones de usuarios, es la tercera red social más utilizada entre menores de edad y adultos jóvenes. Es una plataforma constructiva, visualmente atractiva, donde ver y compartir contenido de interés, permitiendo la expresión de la identidad y la ampliación y fortalecimiento de los lazos sociales. Lamentablemente, expertos e investigadores en el campo de la salud mental alertan de que el uso de Instagram puede producir un impacto negativo en el bienestar y salud psicológica, especialmente para los más jóvenes. Múltiples estudios con una amplia muestra de población, señalan el elevado riesgo a padecer trastornos de ansiedad y depresión, así como otras problemáticas psicológicas. Instagram se ha convertido en un tablón de vidas adulteradas y perfectas que generan sentimientos de fracaso, de pérdida del aprovechamiento de la vida y envidia, por la inevitable comparación social. Está diseñado por especialistas que han logrado que el usuario necesite estar continuamente revisando contenido, de forma que puede desembocar en una dependencia comportamental. Paradójicamente provoca un mayor aislamiento y sentimientos de soledad, a pesar de la hiperconectividad social. La estabilidad emocional y autoestima se ven amenazadas por las reacciones y comentarios de los demás usuarios, debido a la elevada exposición al acoso online o cyberbullying. Existe amplia evidencia del impacto negativo sobre la imagen corporal y la autoestima, por la insatisfacción con el cuerpo y la apariencia que produce la comparación con perfiles de modelos e influencers, aumentando el riesgo de trastornos de la alimentación, afectando especialmente a adolescentes y mujeres jóvenes; también los hombres jóvenes se ven afectados. Es indispensable profundizar en el impacto de este tipo de plataformas sociales, y alertar de la necesidad del uso responsable y constructivo que no ponga en riesgo la salud mental, especialmente de los más jóvenes.

Cibercondría: una Hipocondría 2.0 agravada por la era digital.

La cibercondría es la hipocondría 2.0 de la era digital. 1 de cada 10 visitas diarias al Dr. Google versa sobre salud y 8 de cada 10 usuarios de internet busca de forma regular temas de salud en la web. Lejos de obtener un efecto tranquilizador esta conducta genera ansiedad porque las fuentes rara vez son fiables y científicas y ofrecen una información mal ponderada. Analizamos hoy esta patología que va en aumento cada día.

El trastorno esquizoide de personalidad: esos “raros” invisibles.

El Trastorno esquizoide de personalidad es un trastorno poco frecuente y de causa desconocida, cuyo aspecto nuclear es su ausencia casi total de vinculación con las relaciones humanas. Si no reciben ayuda, estos pacientes desarrollan su existencia en la más absoluta soledad y mueren sin haber conocido la intimidad o el afecto. Revisamos hoy sus características clínicas, subtipos, evolución y tratamiento.

Las claves necesarias para entender y afrontar a una relación tóxica.

Dentro de nuestra diversidad hay personalidades que tienen “efectos secundarios” o no deseados que les dificultan el trato con los demás o dañan a las personas de su entorno sin producir el más mínimo beneficio a la comunidad: son las personas tóxicas. Analizamos sus características, así como las formas de afrontarlos con el mínimo desgaste personal y sin llegar a la ruptura de la relación.

Adicción a la comida, una adicción comportamental evidente.

Los alimentos ricos en grasas, azúcares simples y aquellos que han sido procesados actúan en nuestro cerebro como sustancias químicas capaces de desencadenar una adicción. Una vez desarrollada, la adicción es difícil de tratar porque no se puede dejar de comer y requiere la intervención de un equipo multidisciplinar para su recuperación con éxito. Analizamos en este artículo la adicción a la comida, una adicción comportamental no reconocida todavía por las clasificaciones internacionales a pesar de las múltiples evidencias.

El impacto de las redes sociales en nuestra salud y bienestar mental.

Las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos relacionamos entre nosotros y con la realidad en poco más de 10 años. El impacto que ha tenido sobre la salud mental ha sido considerable. Analizamos hoy los aspectos tanto positivos como negativos que ha tenido su emergencia en la salud y el bienestar mental.

La importancia del ejercicio en la enfermedad (y el bienestar) mental.

Cada vez hay mayores evidencias que la falta de actividad física genera un aumento en las tasas de depresión y ansiedad en las sociedades desarrolladas y de que el ejercicio físico reglado posee un efecto antidepresivo comparable al de los antidepresivos. Analizamos hoy estoy apasionantes hallazgos.

Hipocondría y nosofobia, sus diferencias y sus similitudes.

Hipocondría y nosofobia comparten la inquietud intensa frente a la enfermedad pero mientras que la primera se produce por el convencimiento de padecerla, la segunda se produce por un miedo anticipatorio a padecerla. Sin embargo con frecuencia son confundidas. Analizamos en este artículo sus diferencias y concordancias tanto clínicas como terapéuticas.

 Contacto


Email:

contacto@grupodoctoroliveros.com

Teléfono:
+34910052201
Dirección:
c/ Hilarión Eslava 55, 3º 1
Madrid 28015, Spain

 Horario


Lunes a viernes:
10.00 - 20:00
Sábados y Domingos:
Cerrado

Sellos de calidad


 Formulario de Contacto


Acepto las condiciones de contratación

Acepto la política de privacidad

9 + 4 =

Información legal sobre el formulario de contacto ¡Léala!

Le informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por GRUPO DOCTOR OLIVEROS S.L.P.como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de mantener con usted un contacto comercial y enviarle la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Le informamos, además, de que estos datos que nos facilita estarán almacenados en los servidores de CDMON, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de CDMON).

No comunicaremos ni cederemos sus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir sus datos con terceros, le informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de sus datos en administracion@grupodoctoroliveros.com.

Puede consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Además, puede ampliar la información en CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

¿Qué le ha parecido este artículo?

¡Valórelo! 🙂

Si le ha parecido interesante...

¡Síganos en redes sociales!

Sentimos mucho que no le haya parecido interesante!

Permítanos mejorar el artículo!

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This