Pedir cita
 

Trastorno narcisista de personalidad

Es un trastorno de personalidad extensamente conocido por su trascendencia social, política, económica y afectiva.

 

Afecta a más hombre que a mujeres. Se desconoce sus causas pero la crianza negligente, sobreprotectora o sobreexigida pueden jugar un papel importante.

 

Las personas que lo padecen se consideran desmesuradamente importantes, requieren una atención y una admiración excesiva e intensa, mantienen relaciones interpersonales conflictivas por su prepotencia y carecen de empatía afectiva y, con frecuencia, también cognitiva, a diferencia del psicópata.

 

Sin embargo, detrás de esta máscara de omnipotencia, se oculta una identidad frágil y vulnerable a la crítica más nimia o contratiempo que viven como un grave insulto a su amor propio. Por eso se sienten mal y reaccionan con hostilidad cuando no reciben el trato de favor y privilegios que creen merecer.  Con frecuencia exageran sus logros y talentos y exigen que se reconozca su superioridad aun no pudiendo respaldarla con logros adecuados. Son envidiosos y creen ser envidiados por otros. Viven en una permanente ensoñación de éxito y poder ilimitado.

 

La persona narcisista causa problemas allí donde se relacione con otras personas: familia, circulo social, trabajo, etc. Su carencia de empatía les hacer resultar incómodos a los demás y despiertan con frecuencia su rechazo. Son proclives a la explotación interpersonal que, incluso, puede adoptar el disfraz del falso altruismo como ocurre en algunos políticos y miembros de ONGs.

 

Debido a la nula o escasa conciencia de enfermedad que tienen, es raro que pidan ayuda salvo que sufran alguna complicación o sean conminados por algún familiar o pareja. El establecimiento de la alianza terapéutica es crítico y extremadamente frágil.

 

Su tratamiento se centra en la psicoterapia centrada en reforzar y ayudar a madurar su frágil yo, debilitar su autodesprecio, y mejorar su capacidad de empatía cognitiva y, si es posible, afectiva. Esto les ayuda a intimar en sus relaciones lo que refuerza sus avances.

 

Cuando existan patologías concomitantes frecuentes como depresión, ansiedad, tentativas de suicidio, adicciones etc., también será necesario el tratamiento farmacológico hasta recuperar la estabilidad. Aprender a relacionarte mejor con los demás, para que tus relaciones sean más íntimas, agradables y gratificantes

error: Contenido protegido!