PARAFILIAS O DESEOS ERÓTICOS INFRECUENTES O POCO ACEPTADOS SOCIALMENTE

Son los casos de personas que se excitan con objetos, personas o situaciones no habituales para tal fin. Aquí se incluyen el fetichismo, el voyeurismo, el froteurismo, el exhibicionismo, entre otros.

Es esencial distinguir tres conceptos: fantasía, deseo y conducta manifiesta. La fantasía incluye pensamientos eróticos sobre comportamientos que no quieren llevarse a la práctica ni que, tampoco, se han mantenido. El deseo incluye fantasías y pensamientos sobre conductas eróticas que querrían hacerse realidad pero que no se han practicado. La conducta manifiesta es entendida, en este contexto, como aquella que se lleva a la práctica.

Siendo así, puede haber casos de personas que se exciten con imágenes (también encubiertas o mentales) de personas teniendo una práctica concreta (por ejemplo, sadomasoquismo) pero que la llevarían (o no) a la práctica.

Las personas que más sufren son aquellas que se sienten culpables por desear aquello que creen que no deben. En tales casos se procurará que aprendan a excitarse y disfrutar con “contenidos” alternativos, que les hagan sentirse mejor.

Pedir cita