Pedir cita
 

Adaptación psicológica
a enfermedad

El padecimiento de una enfermedad médica, especialmente aquellas que son crónicas, limitantes de la vida cotidiana, con altas exigencias para su correcto tratamiento o potencialmente mortales, conllevan un riesgo mayor de padecer un trastorno psíquico.

 

El diagnóstico y tratamiento de las enfermedades graves en la infancia supone para el paciente y su familia un acontecimiento vital tremendamente estresante, a veces traumático, cuyas consecuencias pueden persistir a largo plazo. No existe una forma única de afrontar las enfermedades.

 

La adaptación debe ser considerada como un proceso dinámico y flexible que depende de variables personales, en especial el desarrollo psicoevolutivo, variables propias de la enfermedad (tipo de enfermedad, fase de la misma, pronóstico), y ambientales (adaptación de los miembros de la familia, funcionamiento familiar, apoyo social, etc.).

 

error: Contenido protegido!