TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN Y SUEÑO DEL BEBÉ

En etapas muy precoces, el malestar psíquico o el estrés que pueda estar experimentando el bebé se manifiesta con alteraciones en las funciones fisiológicas. En muchos casos, éstas provocan problemas médicos o inducen modos de crianza que alteran la normal adquisición de los hitos del desarrollo evolutivo del niño, facilitando la persistencia de los mismos a lo largo del tiempo, bajo distintas manifestaciones sintomáticas y en ocasiones con complicaciones médicas.